El periodista que abusó de una mujer en televisión nacional

El periodista francés Jean-Michel Maire besó a una mujer en los senos, sin su consentimiento, después de que esta se negara, repetidamente, a ser besada por él en la cara. Esto ocurrió en vivo, en la televisión francesa. 

La mujer, conocida como Soraya, es modelo y realizaba una recreación de Kim Kardashian durante el robo que sufrió en París, en el que fue atada. Maire, quien personificaba al cerrajero que tenía que liberarla, fue incitado por el presentador del programa, Cyril Hanouna, para que la besara.

https://youtu.be/i04WiOTZEmQ

En el video se puede apreciar que Soraya dice en repetidas ocasiones que no e incluso la frase “dije que no”. En caso de que no hubiera quedado clara la negativa, la modelo voltea su cara para no ser besada. Entonces, el presentador decidió besarla en un seno.

Desde entonces, 250 usuarios han presentado quejas ante la Comisión Federal de Comunicaciones francesa, la cual anunció este lunes 17 de octubre que investigaría el caso.

En una entrevista con la revista Slate, Soraya dijo que Maire la había llamado, haciendo un recuento de los problemas que le había ocasionado el incidente, como que su hija ya no quiere ir a la escuela porque ahí dicen que su padre es un pervertido.

La modelo también dijo que ella no quería levantar ninguna queja contra el periodista porque no deseaba “llevarse dinero de él ni arruinar su carrera”.

La práctica de humillar y abusar de mujeres en televisión no es nueva. En este mismo mes, un presentador español le bajó el vestido a una mujer en televisión abierta, exponiendo sus senos. La imagen fue repetida en la pantalla gigante del set. Después de ser sometida a humillación de forma reiterada, abandonó el programa.

https://www.youtube.com/watch?v=7GEaCUzHSco

Aunque estos casos sí causaron revuelo en las redes sociales, el acoso contra las mujeres se ha normalizado tanto en los medios de comunicación que muchas veces pasa desapercibido.

Según un estudio reciente de la Universidad Marquette de Wisconsin, a las niñas y las mujeres jóvenes les cuesta trabajo identificar situaciones de acoso. Una de las participantes de la investigación, de 13 años, dijo, refiriéndose a otros niños:

“Te agarran, te tocan el trasero e intentan, como, tocarte por ‘en frente’, y corren, pero eso está bien… Nunca creo que sea ‘la gran cosa’ porque se lo hacen a todo el mundo”.

Publicidad