El consumo de galletas creció debido a que son “llenadoras”: PROSPERA

El titular de PROSPERA enfatizó que 8 % de 1.5 millones de niños afiliados al programa presentan problemas de obesidad.
PROSPERA

Daniel Aceves Villagrán, director general del Programa de Inclusión Social (PROSPERA), declaró que en los últimos seis años, el consumo de galletas en la población general se elevó 4, 000 %, debido a que se trata de productos que son “llenadores” y de los cuales hay gran oferta. También enfatizó que 8 % de 1.5 millones de niños afiliados al programa presentan problemas de obesidad.

En conferencia de prensa, Aceves Villagrán explicó que entre los años 2014 y 2015 se realizaron 850 mil pruebas para detectar oportunamente problemas de neurodesarrollo en menores de cinco años, y se encontró que el 12 % presentan rezago en el lenguaje y aprendizaje, mientras que el 2 % presentaron señales de alerta. Esto significa que en estos infantes no se promovieron el apego ni la estimulación temprana.

En su desarrollo, explicó el titular de PROSPERA, estos menores presentaron índices de reprobación, deserción escolar y empleos precarios. Muchos de ellos son ignorados y tienen una trayectoria de vida que se expresa con participación en la delincuencia y en grupos del crimen organizados, de acuerdo con estudios internacionales. Agregó que cuando no se promueve estimulación temprana y apego en los niños, sobre todo durante los primeros 59 meses de vida, se pueden generar daños al lenguaje y los sistemas motores.

También, el funcionario subrayó que la falta de contacto afectuosos genera problemas de lenguaje, es por eso que se solicita que a los hijos se le hable antes de nacer y haya contacto emocional. Un infante maltratado e ignorado probablemente será un adulto con problemas de violencia. De acuerdo con protocolos internacionales, gente incorporada a la delincuencia tuvo problemas importantes en su desarrollo infantil.

Lo que sucede en los primeros cinco años es irreversible, explicó, el desarrollo de los hemisferios cerebrales está ligado a la atención que se puede dar a edad temprana, la detección de los problemas y al desarrollo.

“Es un rubro que ha estado ausente, pero ahora se empezó a trabajar en él”, apuntó el Aceves Villagrán.