¿Cuál es la urgencia de sacar el TLCAN 2.0 el viernes?

Esta semana Estados Unidos y México anunciaron que después de un año de negociación y de varias semanas de conversaciones bilaterales, ambos países llegaron a un acuerdo preliminar del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En ese sentido, representantes comerciales de ambos países celebraron el acuerdo alcanzado y anunciaron que quedarían a la espera de Canadá para concretar el próximo viernes un acuerdo trilateral, y mantenerlo tal y como está diseñado originalmente.

Las principales novedades del acuerdo preliminar al que llegaron México y Estados Unidos son: un aumento de contenido regional para la industria automotriz (Reglas de origen) que pasará del 62.5 al 70%; la eliminación de la cláusula sunset de 6 años, pasando a una duración de 16 años; la cancelación de la estacionalidad para productos del sector primario mexicano y, el mantenimiento del Capítulo 11 y 20 relacionados a la solución de controversias.

¿Qué hay de nuevo en el TLCAN 2.0?

Más allá de que el acuerdo fue anunciado con bombo y platillo por los equipos negociadores de México y Estados Unidos y de que Trump lo aprovechara como un acto de campaña, con la complicidad de Peña, quien incluso, haciéndole segunda a Trump, dijo que había que brindar con tequila, hay que apuntar que contrario a lo que quisieron hacerlo ver los equipos de negociación de ambos países, el tema no es tan simple y automático.

México EU TLCAN
Imagen: Especial

No solo lo es por Canadá, quien tendrá que negociar en 5 días lo que las otras dos partes negociaron en cuestión de semanas, todo para cumplir el plazo del viernes y poder firmar antes de diciembre, sino también por los procesos legislativos necesarios en cada país para poder ratificar el nuevo tratado.

Respecto a Canadá, aún hay temas pendientes que tienen que tratar con Estados Unidos, principalmente el del mercado de los lácteos, en donde los estadounidenses piden menores restricciones de los canadienses y, por otra parte, el de la eliminación del Capítulo 19 relacionado a la resolución de controversias comerciales en dumping y cuotas compensatorias, propuesta por Estados Unidos y que Canadá señaló como inaceptable. (Vía: CEPAL)

Las 6 propuestas ilógicas, irrealizables y absurdas de Trump en la renegociación del TLCAN

Respecto a la posibilidad de que Canadá no llegue a un acuerdo express con Estados Unidos, varios especialistas han señalado que el representante estadounidense, Robert Lighthizer,  podría entregar al Congreso un acuerdo bilateral, sin embargo, eso implicaría ciertos problemas de orden legal, ya que originalmente el presidente notificó al legislativo que negociaría un acuerdo trilateral, por lo tanto, regresar con un acuerdo bilateral podría ser rechazado por el Congreso. (Vía: Expansión)

TLCAN Canadá
Imagen: Especial

En ese sentido, podría haber una estrategia política detrás por parte de Trump y sus negociadores para presionar a Canadá a sentarse a negociar de nuevo, ya que recordemos que con la imposición de aranceles al acero y al aluminio, los representantes canadienses se levantaron de la mesa y suspendieron las negociaciones. (Vía: El Economista)

El problema aquí es que Canadá es el único país que no tiene prisa por firmar el TLCAN, a diferencia de México y Estados Unidos, quienes por cuestiones políticas y económicas les urge firmar el acuerdo comercial para antes del mes de diciembre.

En el caso de Estados Unidos, recordemos hay básicamente dos procesos cruciales: las elecciones intermedias y la guerra comercial con China. Respecto al proceso electoral, Trump busca aprovechar políticamente la firma del acuerdo con la finalidad de influir en las preferencias electorales hacia el partido republicano, ya que el grueso de las encuestas apuntan a que los republicanos perderán la mayoría, por lo menos en la Cámara de Representantes, de ahí que el anuncio del acuerdo con México lo haya vuelto una especie de reality show.

Urgencia de sacar TLCAN el viernes
Imagen: Especial

Por otra parte, el acuerdo le liberaría las manos a Estados Unidos para así concentrarse en la guerra comercial con China, con quien ya tiene un conflicto arancelario importante con el gigante asiático desde hace algunos meses.

Buque estadounidense será la primera víctima de los aranceles chinos

Por su parte México también tiene urgencia de firmar el acuerdo cuanto antes. En términos económicos porque el cierre de las negociaciones disiparía gran parte del entorno de incertidumbre y volatilidad, lo que activaría gran parte de las inversiones que se encontraban detenidas por este tema. Para el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador esto significaría comenzar con el pié derecho el próximo primero de diciembre, ya que sería una carga menos en términos económicos externos.

Imagen: Especial

En lo político, por otra parte, la urgencia viene tanto del gobierno saliente como del entrante. En el caso de Peña Nieto porque se apuntaría la firma del TLCAN 2.0 como un logro de su gobierno; mientras que para López Obrador es crucial que firme Peña Nieto el acuerdo por un tema de congruencia ideológica, ya que históricamente él y la izquierda mexicana han rechazado el TLCAN, al que visualizan como la encarnación misma del proyecto neoliberal y de todos sus males; es por eso que AMLO quiere renunciar a algo que sería totalmente irónico: ser él quien tenga que firmar el nuevo acuerdo comercial para América del Norte.

En conclusión: Trump, Peña y AMLO están a merced de la voluntad de Canadá de aceptar o no el TLCAN 2.0 para el viernes.

Pedro L. Arana

@pedro_l_arana

Por: Redacción PA.