Trabajos parciales y temporales frenan el crecimiento de los salarios: FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó su informe “Perspectivas de la economía mundial”, ahí, entre otras cosas, analiza la perspectiva salarial, tanto de países desarrollados, como de países emergentes. Los resultados muestran una caída estrepitosa en el crecimiento de los salarios en las economías del mundo, los cuales son incluso menores a antes de la crisis de 2008.

Según la presidenta del FMI, Christine Lagarde, esta desaceleración en el crecimiento salarial se debe a un incremento de los empleos parciales y temporales, lo que ha detonado una decrecimiento de la productividad en las economías. El informe muestra que el pobre crecimiento salarial opera incluso en países cuyo nivel de desempleo se encuentra en niveles iguales o, incluso menores que la crisis de 2008.

La causa de este fenómeno se debe, como hemos dicho, a los incrementos de los empleos de tiempo parcial forzado, el cual se entiende como aquellos trabajos de menos de 30 horas a la semana, en donde los trabajadores desean trabajar más tiempo. A esto hay que agregar la baja productividad relacionada a este tipo de formas laborales y las bajas perspectivas inflacionarias en la política monetaria.

Por ejemplo, en Reino Unido, este tipo de empleos pasaron de 2008 a 2016 del 2.4% de la población ocupada al 3.4%; en Estados Unidos del 0.8% al 1.3% y en Francia del 5.3% al 7.8%. Este crecimiento en los trabajos de tiempo parcial beneficiaron de cierta manera los índices de ocupación, pero, afectaron directamente el crecimiento de los salarios.

Si a esto le sumamos la automatización de varios sectores de la economía, la carga en el sector servicios y las bajas perspectivas de crecimiento a mediano plazo, vemos que el empleo parcial forzado y el temporal crecen, a su vez, de manera proporcional y, por tanto, los niveles salariales se mantienen estáticos, tal y como lo estamos viendo.

Las recomendaciones del FMI a los países que enfrentan este problema económico son, tienen que ver con la creación de políticas públicas por parte de los sistemas políticos que busquen mejorar la capacitación de los trabajadores mediante el acceso a servicios de educación media, técnica superior y superior; esto debido a que el grueso de los que tienen un trabajo parcial forzado, tienen niveles de habilidad baja o media.

Asimismo, recomiendan una ampliación del salario mínimo para este sector en particular, además de remuneraciones anualizadas, bajas por enfermedad y demás derechos laborales, todo esto con la finalidad de generar cierta paridad entre este tipo de empleos y los de tiempo completo. (Vía: ABC)