Por desconfianza en la economía suben compras en ‘mercados’ y ‘tianguis’

Este inicio de año, los consumidores mexicanos han cambiado sus percepciones y sus expectativas sobre la economía del país, por lo que han transformado su comportamiento, tendiendo a hábitos de consumo mucho más cautelosos y racionalizados. Esto según cifras del Índice de Confianza del Consumidor de enero de 2018 (ICC), publicada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Lo que muestra el índice, es que los consumidores mexicanos han modificado sus hábitos de consumo debido a que perciben un panorama económico adverso en este 2018, así que la prioridad para ellos se ha vuelto la adquisición de bienes y servicios de primera necesidad, que son obtenidos en los establecimientos que ofrecen precios más bajos, tales como mercados, tianguis y tiendas de abarrotes, es decir, las familias han reducido significativamente su consumo en supermercados y lo han hecho más en pequeños comercios o bien, intercalan sus compras en distintos establecimientos dependiendo del precio que ofrezcan por cada producto.

Desconfianza

Esta actitud precavida en el gasto de las familias se ha visto reflejado en el ICC, el cual en enero cayó 3.1% respecto a diciembre del año pasado. Asimismo, el componente de incertidumbre respecto al desempeño económico de nuestro país presentó un aumento, lo que impactó al índice en un 2.4%. Esto quiere decir que los consumidores mexicanos racionalizan su consumo a partir de la percepción de un entorno de incertidumbre para los próximos 12 meses.

Según el INEGI: “se observaron disminuciones mensuales con cifras ajustadas por estacionalidad en los componentes relativos a la percepción sobre la situación económica esperada dentro de doce meses de los miembros del hogar, a la situación económica actual y futura del país y a la posibilidad actual de los integrantes del hogar para realizar compras de bienes durables.”

ICC

Esta transformación en los hábitos de consumo ha impactado sobre todo a la industria de los supermercados, la cual registró su peor crecimiento desde enero de 2014. Según cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), en enero se registró un crecimiento en sus ventas del 3.9%, lo cual está por debajo del promedio registrado durante 2016, que fue del 5.4% mensual. (Vía: El Financiero)

 

Por: Redacción PA.