Se desploma producción de gasolina y diesel en refinerías mexicanas

El año pasado, la refinación de crudo para la producción de combustibles llegó a mínimos históricos en el país, ya que según cifras del Sistema Nacional de Refinación la producción de gasolina y diesel llegó apenas a un 47% de la capacidad productiva total de todos nuestros centros de refinación de crudo.

Las causas de esta caída en la producción: inundaciones, sismos y paros por mantenimientos mayores. Todo esto se tuvo que compensar con un mayor volumen de importación de combustibles, sobre todo de los Estados Unidos,  ya que el mercado mexicano, además, demanda cada vez más gasolina y diesel; solo el año pasado 7 de cada 8 barriles consumidos eran de importación.

Estos niveles de productividad contrastan con los de las refinerías estadounidenses, en donde están en funcionamiento 137 de 142 centros de producción, los cuales operan en un promedio mensual del 90.6% de su capacidad total de refinación.

La refinería de Salina Cruz, localizada en el estado de Oaxaca, bajó su productividad en un 40% a causa de un incendio, una inundación y el sismo del pasado 7 de septiembre; hasta el día de hoy, ese centro productivo opera al 42% de su capacidad total.

De un año a otro, esta refinería pasó de ser la que más producía gasolina y diesel, con 72 mil barriles diarios en 2016 a 43 mil barriles diarios de gasolina el año pasado; por su parte, la producción de diesel pasó de 46 mil barriles diarios hace 2 años, a 24 mil en 2017.

Por su parte, la producción en refinería de Madero, tuvo un decrecimiento a partir de agosto del año pasado, después de que se iniciara un mantenimiento mayor en la planta. A partir de ese mes, la producción cayó en un 62%, pasando de 32 mil barriles diarios a 12 mil. Según Pemex, la producción de esta refinería se normalizará hasta el mes de marzo.

Las únicas refinerías que el año pasado mantuvieron nivelada su producción fueron la de Tula y la de Cadereyta. Finalmente, el año pasado, México llegó a su producción más baja de combustibles desde que se tiene registro, con un total anual de 257 mil barriles. (Vía: Reforma)

 

 

 

 

 

Publicidad