Refinerías estadounidenses obtienen ganancias históricas gracias a México

Literalmente este año las refinerías estadounidenses han hecho su agosto, ya que la baja productividad y la ineficiencia de las refinerías mexicanas ha producido que nuestro país importe cada vez más combustibles de nuestro vecino del norte.

Este volumen de importación generó utilidades históricas para ese sector en los Estados Unidos, teniendo un margen de ventas brutas de 17 millones de barriles de combustible.

Esto se dio a pesar de que se interrumpieron las operaciones de las refinerías en Texas a causa del huracán Harvey hace ya algunos meses.

El mercado de exportación de combustible se ha vuelto una opción para los consorcios estadounidenses ya que les permite ahorrarse los costos de las regulaciones por biocombustibles en Estados Unidos.

Esto a causa de que en el mercado internacional, los productores estadounidenses no están obligados a comprar créditos de mezcla RIN para exportaciones.

México importa diariamente alrededor de 600 mil barriles, mientras sus refinerías operan de manera ineficiente y a altos costos, en el mes de septiembre la capacidad de procesamiento de crudo operó a un 33% de su capacidad, esto se debe a que no contamos con infraestructura para refinar crudo ligero, que es el que da más combustibles.

Sin embargo, para México también es más rentable problemático importar los combustibles de Estados Unidos, ya que no es rentable construir refinerías debido a su alto costo respecto a los márgenes de ganancia; dicho de otro modo: llegamos tarde al negocio. (Vía: El Financiero)