Multimillonarios estadounidenses se oponen a que les bajen los impuestos

La reforma fiscal es una de las iniciativas centrales de la agenda de Donald Trump, dicha reforma, básicamente, busca reducir las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) corporativo del 35% a un 20%.

Este modelo de reforma fiscal ha sido impulsada desde hace tiempo por el Partido Republicano, y lo que pretende, en términos generales, es generar incentivos fiscales para atraer inversiones y repatriaciones de capital a los Estados Unidos.

Este “aumento de la competitividad” se hace por supuesto a costa de los ingresos del gobierno, ya que se calcula que estas reformas le costará a Estados Unidos un déficit presupuestal de 2 billones de dólares en 10 años.

Pues por paradójico que pueda sonar, resulta que un grupo de más de 400 multimillonarios, entre los que se encuentran personajes como George Soros, Steven Rockefeller y Abigail Disney, mandaron una carta al congreso estadounidense para expresar su rechazo a la reforma fiscal que propone el gobierno de Trump y pedir que no sea aprobada.

El argumento es que una reforma de este tipo generaría pérdidas para el gobierno que se traducirían en recortes presupuestales que llevarían a la cancelación de programas sociales como Medicare y Medicaid, así como en reducciones de inversiones en áreas como la educación.

 “Mientras ustedes consideran cambios al código fiscal, les pedimos oponerse a cualquier legislación que exacerbe la inequidad.”

La carta fue creada por la organizaciones “Responsible Wealth” y “Voices for Progress”, las cuales están conformadas por distintos inversionistas y empresarios que buscan reducir la desigualdad económica, mejorar los ingresos, fortalecer la democracia y combatir el cambio climático.

Se espera que en el transcurso de este mes el legislativo discuta la reforma fiscal de Trump, para muchos analistas es probable que sea aprobada en lo general debido a que los republicanos controlan el Senado y la Cámara de Representantes. (Vía: El Financiero)