INEGI: 56% de los mexicanos trabajan en el sector informal

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del cuarto trimestre de 2017, en donde entre otras cosas se puede observar que hubo un crecimiento de empleos formales en el país, pero la mayoría de estos en el rango salarial de entre 2 y 3 salarios mínimos, es decir por debajo del salario promedio del país que es de entre 8 y 10 mil pesos. (Vía: INEGI)

La encuesta muestra que para 2017 la población desocupada pasó de 1 millón 911 mil 126 personas en 2016 a 1 millón 830 mil 793 personas el año pasado, es decir tuvimos 80 mil 333 personas desempleadas menos que el año pasado; esto representa una tasa de desocupación del 3.4% de la Población Económicamente Activa del país.

De las personas desocupadas, el 78.6% tiene estudios superiores a secundaria, es decir de preparatoria hacia arriba, mientras que el resto no tiene ese nivel de escolaridad terminado.

Por otro lado, la tasa de subocupación, la cual representa a aquellas personas que tiene la necesidad o disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo que lo que su ocupación le demanda llegó al 6.9% en el último trimestre de 2017.

Lo que resulta preocupante son los niveles de informalidad laboral en el país, los cuales siguen por encima del 50%, específicamente, la tasa de informalidad laboral llegó al 56.8% de la Población Económicamente Activa, esto equivale a un total de 30.2 millones de personas. Esto representa una variabilidad del 0.2% respecto a 2016, es decir nada.

Recordemos que el INEGI considera trabajadores informales a “la población ocupada en unidades económicas no agropecuarias operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa“.

Finalmente, la segmentación laboral por sector económico muestra que 7.1 millones de personas (13.3%) trabaja en el sector primario; 13.5 millones (25.6%), en el sector secundario y, 32 millones (60.5%) en el sector terciario; es decir, la economía mexicana tiene una tendencia hacia la terciarización.

Más allá de los niveles salariales, el problema de la economía mexicana sigue siendo el alto nivel informalidad laboral, ya que por una parte muestra los niveles de precariedad laboral y, por otro, explica la baja recaudación fiscal que tiene el país. (Vía: INEGI)

 

 

 

 

Publicidad