Hacienda interviene en el mercado para controlar precios de la gasolina

Luego de que la semana pasada se registrara un incremento sostenido en los precios de los combustibles en el país, los cuales llegaron hasta a 20 pesos por litro de Premium en algunas estaciones de servicio de CDMX, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decidió intervenir en el mercado a través de los incentivos fiscales, para tratar de reducir esa tendencia a la alza.

Esta escalada de precios se dio por los aumentos sostenidos de los precios internacionales de petróleo y del fortalecimiento del dólar en los mercados de divisas del mundo.

precio gasolina

En ese sentido, la SHCP incrementó los estímulos fiscales aplicados al Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), en el caso de la gasolina Magna, en un 60.11% y en el caso de la Premium en un 43.63%.

Esta intervención en el mercado ha sido la más marcada en lo que va del año, contrario al estímulo más bajo que se dio en el mes de marzo cuando el IEPS fue de 33.14% para la gasolina Magna y de 8.74% para la Premium.

Con la actual intervención de Hacienda, el impuesto por cada litro de Magna pasará de 4.59 pesos a 1.83 pesos por litro, mientras que con la Premium, el gravamen pasará de 4.36 a 1.69 pesos por litro.

Estas medidas tomadas por la Secretaría de Hacienda buscan evitar que los precios se sigan incrementando de manera sostenida, sin embargo, implican no solo que el gobierno reducirá su recaudación, sino también que se distorsionará el mercado debido a que se genera un sistema de precios artificiales que no corresponden con los precios de mercado que se darían en un sistema verdaderamente liberalizado.

gasolina alza precio

Al respecto, el economista, Sergio Negrete Cárdenas, académico del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) señaló que: “el Gobierno está sacrificando IEPS porque no quiere que suba tanto el precio de la gasolina, porque a la gente no le gusta y porque estamos en un periodo electoral, entonces no están dejando subir tanto la gasolina como debería ser el precio real de las gasolinas”.

Este tipo de medidas de amortiguación de los precios de los combustibles podrían seguirse dando en el transcurso de este año, hasta que se complete el periodo establecido para la completa liberalización. Según cifras de la SHCP, los estímulos fiscales para reducir los precios de la gasolina le han costado a las arcas públicas 14 mil 371 millones de pesos. Como nota al pie, ahora imaginen los costos que implicarían volver a un esquema de precios congelados tal como propone “ya sabes quién”. (Vía: El Financiero)

 

 

 

 

Por: Redacción PA.