Comisión Europea investiga supuesto cártel de automotrices alemanas

Oficiales antimonopolio de la Comisión Europea están investigando una serie de denuncias respecto a un supuesto cártel relacionado a los tres gigantes de la industria automotriz alemana: Volkswagen, Mercedes Benz y BMW.

Según las acusaciones, estas automotrices controlan un cártel que opera desde principios de la década de los noventa del siglo pasado la cual les ha permitido construir una especie de simulación de competencia les ha permitido posicionarse en los principales mercados de Europa y el mundo.

En este cártel estarían involucrados desde las automotrices, los fabricantes y desarrolladores de motores diesel, hasta los proveedores de autopartes. Toda la información al respecto fue recibida tanto por la Comisión Europea, como por la Bundeskartellamt (Oficina alemana contra cárteles).

Para darnos una idea de la magnitud y el tamaño que podría tener este cártel del sector automotriz, solo en Alemania representa el 20% de todos los ingresos generados por la industria; también da empleos a unas 800 mil personas en toda Alemania. Como podemos ver, estamos hablando de una de las industrias más representativas de ese país y que tiene una presencia preponderante a nivel global.

Por el tamaño de esta industria es que intervino directamente la Comisión Europea, órgano considerado como el más importante en la Unión Europea (U.E.), ya que es la institución encargada de vigilar que el mercado europeo opere bajo condiciones justas de competencia. Para decirlo de forma más específica, esta institución es la encargada de hacer funcionar de forma competitiva y equitativa un mercado que incluye a alrededor de 500 millones de personas.

En ese sentido, la Comisión Europea tiene la capacidad de lidiar con los gigantes multinacionales que tienen presencia en dicho bloque económico a tal punto que puede forzarlos a cambiar sus políticas y prácticas comerciales. Es decir, este órgano de la Unión Europea puede desde sancionar a una compañía con multas, hasta inhabilitarla del mercado europeo.

Como podemos ver, la intervención de la Comisión Europea en las investigaciones respecto al cártel de las automotrices alemanas no es cosa menor, ya que de comprobarse prácticas monopólicas, o más específicamente, oligopólicas, por parte de estas empresas alemanas, podrían venir sanciones fuertes por parte de esta institución.

Respecto a este caso, el diario alemán Der Spiegel ha revelado información en donde muestra que cientos de ejecutivos y altos directivos de Volkswagen incluyendo a sus filiales Audi y Porsche, así como de Mercedes Benz y BMW han organizado y participado conjuntamente en cientos de mesas de trabajo. Esto sugiere que de cierta manera estas empresas están operando con conductas anticompetitivas, es decir, como un oligopolio que controla el mercado regional y global.

Pero esta preponderancia de las automotrices alemanas no es nueva, en los últimos 30 años han ido adquiriendo distintas compañías de varios países del bloque europeo, el resultado es que estas tres empresas alemanas tienen el control de prácticamente toda la industria automotriz de la U.E. Por ejemplo, Volkswagen es propietaria de Audi, Porsche, Lamborghini, Bentley, Seat, Bugatti, Skoda y la marca de camiones Scania; Mercedes Benz es propietaria de Smart y Maybach; finalmente BMW es dueña de Rolls Royce y Mini.

Respecto a las acusaciones sobre la existencia de un cártel de automotrices alemanas, el presidente ejecutivo de Volkswagen, Mathias Mueller señaló que la empresa no emitirá ningún tipo de declaración ya que se trata solo de especulaciones y conjeturas.

Por su parte, la empresa bávara BMW emitió un comunicado en donde negó todas las acusaciones y explicó que ninguno de las pruebas de emisiones de sus vehículos ha sido manipulada, además dijo que sus motores de diesel, diseñados para generar menos emisiones, es muy distinto a otros que se ofrecen en el mercado.

Estas acusaciones han generado que los mercados reaccionen negativamente hacia estas empresas; solo el viernes, día en que Der Spiegel sacó a la luz la información relacionada al supuesto cártel automotriz alemán, las acciones de estas tres empresas cayeron 2%. Esta tendencia continúa ya que hasta el día de hoy las acciones se han desplomado en un 4% en los mercados bursátiles internacionales.

Además de las pérdidas económicas, estas acusaciones se suman al desprestigio que atravesaba la industria después de que Volkswagen alteró los datos sobre las emisiones de sus automóviles diesel. En ese sentido, tanto BMW como Mercedes Benz han señalado que darán mejoras al motor diesel a los automóviles ya vendidos y, por supuesto a los que tiene actualmente en stock; por ejemplo, Audi señaló que readaptará el motor diesel de 850 mil automóviles, mientras que BMW lo hará con 350 mil.

Todas estas marcas señalaron que ampliarán las pruebas de los motores diesel a condiciones reales de manejo con el fin de precisar los datos sobre emisión de contaminantes. En los próximos días, los directivos se reunirán con autoridades del gobierno federal alemán, específicamente en la “cumbre del diesel”, ahí buscarán opciones para evitar que las ciudades prohiban sus automóviles y, por supuesto tendrán que aclarar las acusaciones en su contra por las acusaciones de oligopolio y simulación de competencia. (Vía: CNN)

 

 

 

 

 

Publicidad