Comercio electrónico dispara fraudes financieros

Las alarmas se encendieron en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), debido a que los fraudes financieros crecieron de manera exponencial durante el año pasado, sobre todo los relacionados a comercio electrónico.

Según información del organismo, de enero a septiembre del año pasado, se reportaron un total de 4.8 millones de reclamaciones por fraude con tarjetas de débito y crédito.

De ese total, el 50%, es decir, 2.4 millones, están relacionadas al comercio electrónico; mientras que las relacionadas a las Terminales de Punto de Venta (TPV), representaron un 34%, el comercio telefónico, un 11% y operaciones en cajero automático un 3%.

Al respecto, el titular de la Condusef, Mario Di Constanzo, señaló que los fraudes financieros a través del comercio electrónico se han disparado en los últimos años, volviéndose el delito con mayor incidencia en el país, en lo que respecta al sistema financiero.

Para darnos una idea, en 2011 el fraude por comercio electrónico representaba apenas el 8% del total de las quejas presentadas ante el organismo, mientras que el año pasado llegaron al 50%, es decir aumentaron en poco más del 600%.

Según Di Constanzo, este incremento en los fraudes se debe al aumento del consumo a través de esta vía, sin embargo, aclaró que el número de quejas presentadas ya resulta alarmante, por lo que exhortó a las empresas que ofrecen esos servicios a reforzar sus medidas de seguridad.

La mayor parte de las quejas respecto al fraude financiero por comercio electrónico tienen que ver con que los clientes niegan haber hecho las compras que les fueron endosadas. Los tipos de fraude más recurrentes en estos casos son: el phishing y el pharming, los cuales son técnicas de suplantación de identidad; las triangulaciones entre tiendas pirata y legales, y el clean fraud, asociado a bienes de lujo.

La Codusef estima que los montos reclamados por este tipo de delitos financieros ascienden a 2 mil 615 millones de pesos y que hasta el momento se ha recuperado el 85% del total. Las instituciones financieras que más recibieron quejas asociadas a este ilícito fueron: Banorte, Citibanamex, Bancomer y Santander. (Vía: El Economista)

 

 

Publicidad