Para los bancos proteger el robo de identidad no es una prioridad

Para las instituciones financieras, el robo de identidad no representa un problema que se tenga que resolver de manera urgente, ya que a pesar de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) impulsó en cuestión de un año las nuevas disposiciones para combatir el robo de identidad, los bancos señalaron que tardarán otro año en aplicarlas de manera generalizada, debido a que consideran que este no es un problema prioritario.

Las nuevas disposiciones establecen que los bancos están obligados a pedir a sus clientes en cualquier apertura de cuenta tanto la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), así como sus huellas dactilares, con el fin de generar una base de datos que tiene como objetivo evitar el  robo de identidad, que se ha vuelto uno de los delitos financieros más recurrentes en nuestro país.

Según la CNBV el robo de identidad no es un tema fundamental para las instituciones financieras debido a que este problema no afecta directamente sus utilidades ni sus principales negocios. Sin embargo, para los clientes de los bancos este es un tema primordial ya que este delito pone en riesgo su patrimonio financiero.  Para darnos una idea, las ganancias de los bancos en 2016 fueron de alrededor de 107 mil millones de pesos, mientras que el robo de identidad le costó a los bancos casi 479 millones de pesos el año pasado.

Como hemos dicho, este delito se ha vuelto muy recurrente en nuestro país y las soluciones que ofrecen los bancos hasta el momento son demasiado burocráticas y llevan demasiado tiempo, además de que al afectado no se informa oportunamente sobre cómo y en dónde se cometió el delito, es decir no se le informa en qué banco, sucursal o si fue con un crédito o un débito. El presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé, señaló como ejemplo de este problema:

“[…] el típico caso de una persona a la que le depositaron cinco millones de pesos en su cuenta sin saberlo. El SAT le impuso un crédito fiscal y terminó embargándole su casa.”

Según informes de la Condusef, solo en el primer trimestre del año se han presentado 19 mil denuncias relacionadas a este tema, las cuales equivalen a unos 352 millones de pesos, de los cuales se han recuperado solo 177.7 millones de pesos, es decir se han abonado el 54% del total de los montos robados por este delito. Las instituciones financieras en las que se han presentado más casos son Bancomer con un total de 5 mil 12 casos; seguido por Citibanamex con 3 mil 338 casos y Santander con 2 mil 911 casos. (Vía: El Financiero)

 

 

ANUNCIO