Los bancos podrán tener registros de tus huellas digitales

CNBV, huellas dactilares, bancos, robo de identidad, INE, seguridad

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) presentó ante el congreso una reforma que busca combatir el robo de identidad en el sistema financiero. Para esto proponen que las instituciones bancarias pidan tres identificaciones a sus clientes para otorgar un crédito: la identificación oficial del INE, el CURP y las huellas dactilares del cliente.

De aceptarse esa reforma los bancos podrán contar con bases de datos de las huellas digitales de sus clientes con el fin de corroborar su identidad. Sin embargo, antes de recopilar las bases de datos de sus clientes, los bancos tendrán que recabar las huellas dactilares de todo su personal con la finalidad de que ningún trabajador pueda hacerse pasar por un cliente.

Asimismo, esta reforma propone que los bancos otorguen créditos inmediatos en centros comerciales a menos que tengan la posibilidad de capturar las huellas dactilares del solicitante del servicio.

La propuesta de reforma se encuentra en revisión por parte de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), la cual será la encargada de generar las disposiciones correspondientes, que luego serán entregadas a los bancos para que generen sus observaciones particulares, ya que de aprobarse, tendrán que hacer las inversiones necesarias para cumplir con las disposiciones.

Esta nueva reforma obligará a los bancos a solicitar a sus clientes en cualquier apertura de cuenta o de crédito su credencial de elector emitida por el Instituto Nacional Electoral (INE), su Clave Única de Registro de Población (CURP) y sus huellas digitales. En ese sentido, el banco estará obligado a cotejar las huellas dactilares del cliente con la base de datos del INE con el fin de corroborar su identidad.

En el caso de que el banco no pueda corroborar las huellas dactilares con el sistema del INE, la institución financiera tendrá que reportarlo inmediatamente a la CNBV informando la causa de la falla, la hora y el día. Posteriormente la CNBV se encargará de establecer si fue una falla del sistema o una suplantación de identidad. 

Respecto a la seguridad con los datos personales de los clientes, que incluirían ahora sus huellas digitales, la reforma plantea estrictas medidas de seguridad con el fin de que el uso que se de de dicha información solo sea manejada por personal autorizado. Si bien muchas instituciones bancarias ya utilizan estos dispositivos de seguridad para evitar el robo de identidad, esta reforma lo hará obligatorio para todos los bancos del país. (Vía: El Financiero)

 

Publicidad