Bajan las apuestas por el peso en Chicago… sí, literalmente son apuestas

En las últimas semanas, el peso se ha depreciado de manera sostenida frente al dólar, junto con las 10 principales divisas que son tomadas como referencia por los mercados internacionales, en una especie de canasta básica de monedas. Es decir, estamos en un escenario de fortalecimiento general del dólar en los mercados cambiarios.

Lee también: “Dólar rebasa de nuevo la barrera de los 20 pesos… otra vez por EE.UU.”

De hecho, las apuestas (sí, las apuestas) a favor del peso en el Chicago Mercantile Exchange (CME), que es uno de  los mercados financieros, bursátiles, de derivados y de productos primarios más importantes del mundo, han ido a la baja a raíz de varios fenómenos relacionados a la economía estadounidense. Esto no es por nuestras elecciones, contrario a lo que algunos podría sugerir.

dólar

Cuando hablamos de apuestas nos referimos simplemente a posiciones especulativas relacionadas al mercado de futuros, el cual no es otra cosa que un contrato firmado por partes para la adquisición de un bien o servicio a un precio determinado, en el caso de los mercados cambiarios a futuro, las partes acuerdan un precio establecido de peso mexicano por dólar en el periodo de vencimiento del contrato.

En ese sentido, los inversionistas toman información económica y no económica para generar sus apuestas, ya sea a la alza o bien a la baja.

En el caso del peso mexicano, la información que han tomado los mercados hasta el momento tiene que ver con fenómenos relacionados a Estados Unidos, los principales son: la extensión de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la inflación en Estados Unidos que ha provocado un incremento en el rendimiento de los bonos del tesoro y el fortalecimiento general de la economía estadounidense, que está generando un sobrecalentamiento, que podría generar problemas en el corto plazo para la economía global.

peso dólar

A raíz de este contexto, las apuestas en el CME a favor del peso han ido a la baja, pasando de 2 mil 830 millones de dólares el 17 de abril (que llevó a nuestra moneda al rango de los 18 pesos), a mil 338 millones de dólares al 15 de mayo (que generó una depreciación que llevó el tipo de cambio al rango de los 20 pesos), es decir, se redujeron 52.7% las operaciones para comprar pesos, lo que trajo consigo una depreciación como la que estamos viendo.

Finalmente, las operaciones de estos mercados nos permiten observar, tanto las expectativas de los inversionistas, así como el cálculo y la transferencia de riesgo. (Vía: El Financiero)

Sí: el peso va a la baja, pero no hay mucho que podamos hacer desde acá para revertirlo, excepto negociar un TLCAN eficiente y conveniente para nosotros. Esta caída se explica por los movimientos al interior de Estados Unidos.

 

 

 

 

Por: Redacción PA.