Automotrices instan a Trump a no salir del TLCAN

Las empresas automotrices: Ford, General Motors, Toyota, Hyundai y Volkswagen han formado una coalición llamada “Driving American Jobs”, la cual buscará presionar al gobierno de Donald Trump para que desista de sus planes salir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Una de las medidas que tomarán es la creación de una campaña publicitaria que buscará convencer a la Casa Blanca y a los votantes sobre la importancia del acuerdo comercial en términos del aumento de la producción y de los empleos en Estados Unidos.

Esta coalición se formó a raíz de la incertidumbre que ha traído al sector las amenazas del presidente Donald Trump respecto a la cancelación del TLCAN, ya que recordemos que la industria automotriz depende fuertemente del acuerdo comercial, ya que sus cadenas de producción se encuentran distribuidas en los tres países socios.

De hecho, las alertas en esta industria se prendieron después de la finalización de la cuarta ronda de renegociación del TLCAN, celebrada en Washington y en donde ser reveló que Estados Unidos propuso cambiar las reglas de origen para determinar qué cantidad de un vehículo está fabricada en un país determinado, por supuesto que esa propuesta fue inaceptable para México y Canadá.

Después de esto, la coalición de automotrices se unió a la Cámara de Comercio de Estados Unidos y otras organizaciones empresariales, las cuales están generando una campaña para evitar que se rompa el acuerdo comercial de América del Norte, ya que sostienen que una derogación no solo perjudicaría sus negocios, sino que impactaría directamente a la economía de la región.

En ese sentido la colación conformada por la Asociación Internacional Estadounidense de Concesionarios de Automóviles y la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos señaló que el mercado automotriz representa 1.2 billones de dólares al año, además de que, paradójicamente, ponerle fin al TLCAN generaría una pérdida de empleos en Estados Unidos, alrededor de 31 mil, que es lo que supuestamente está defendiendo el gobierno de Estados Unidos. (Vía: El Universal)