Abarroteros mayoristas le están quitando el mercado a las tiendas de autoservicio

El abastecimiento cotidiano de las personas ha estado concentrado en los supermercados, quienes  hace alrededor de 30 años desplazaron a las tiendas de abarrotes, las cuales concentraban el 70% del mercado. Sin embargo, en los últimos años, los abarroteros mayoristas han ido recuperando terreno en el mercado nacional, tanto, que ya son una seria competencia de los supermercados.

Empresas de mayoristas como El Puma o Escorpión se han expandido exponencialmente por todo el país y se han vuelto una opción para los consumidores mexicanos, incluso para los de mayor poder adquisitivo. Este crecimiento muestra una recuperación de ese sector, que parecía estar destinado a desaparecer con el auge de las tiendas de autoservicio.

Este tipo de comercios pasaron de representar el 40% del mercado hace 10 años a concentrar el 50% el año pasado, esto significa que el mercado está dividido a la mitad entre los supermercados y los abarroteros mayoristas. Como podemos ver, esta modalidad de servicio de abastecimiento se está volviendo una seria competencia para la bien establecida industria del autoservicio.

Para darnos una idea de la expansión de los abarroteros, en 2009 se calculaba que había 3 tiendas de autoservicio por cada tienda de abarrotes al mayoreo, para el año pasado la proporción pasó de 1 a 1. Solo en 2016 los abarroteros reportaron ventas por poco menos de 160 mil millones de pesos.

Este aumento en las utilidades es proporcional al aumento de puntos de venta, según datos de la ANTAD y de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM), en el país existen 5 mil 410 supermercados frente a 4 mil 912 tiendas de mayoristas, es decir la diferencia de puntos de venta es de solo el 10%.

Asimismo, los abarroteros mayoristas representan el 1.12% del PIB nacional y el 7.08% del PIB del sector comercio. Respecto a ese mercado particular se calcula que los mayoristas representan entre el 45% y el 50% del mercado de abastecimiento de abarrotes.

Este crecimiento exponencial también se debe a que estos comercios ofrecen precios competitivos que oscilan entre el 2 y el 10% por debajo del que ofrecen las tiendas de autoservicio; estos precios competitivos se mantienen también en el comercio al menudeo, de ahí que atraigan a cada vez más consumidores.

Hace 10 años este mercado estaba concentrado en abastecer a los minisupers y a las tiendas de barrio, sin embargo el comercio al menudeo creció, el año pasado los mayoristas de abarrotes reportaron que el 38% de sus clientes son consumidores comunes.

Todo esto ha desembocado a que en los últimos 4 años el promedio de crecimiento de esta industria sea de 7%, que es por encima del promedio en que crecen los supermercados que es de alrededor del 6% anual. (Vía: El Financiero)

 

 

Publicidad