Tras decenas de muertes en accidentes, por fin endurecen requisitos para dobles remolques

Ahora, si un camión de doble remolque quiere circular por las autopistas del país tendrá que cumplir reglas mucho más estrictas, de acuerdo a las modificaciones a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 012 de pesos y dimensiones de autotransporte de carga, publicada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

https://youtu.be/H5aVxBVg1Mw

Una semana sí y otra también hay accidentes carreteros provocados por camiones de doble remolque, popularmente conocidos también como “fuelles”. A veces se debe al exceso de velocidad, a veces a la poca experiencia del conductor y otras tantas es una triste (y muchas veces mortal) mezcla de factores, desde lluvia hasta una curva mal indicada.

Desde octubre del 2016, organizaciones civiles ha presionado a la SCT para impedir la circulación de este tipo de camiones. Entonces se propusieron una serie de modificaciones legislativas que fueron, en un inicio, promovidas por diversos diputados, sin embargo (como es de esperarse con el congreso mexicano) no pasó a mayores.

Luego, en octubre del año pasado, la SCT informó que estaba trabajando en cambios en la NOM para restringir qué camiones con esas características podían circular o no por el sistema de autopistas y carreteras mexicano. Se había prometido que esos cambios ocurrirían en diciembre del 2017, sin embargo el mes vino y se fue sin cambios. (Vía: Milenio)

Finalmente, esta vez ya fue la vencida y las modificaciones a la NOM 012 ya quedaron publicados: los camiones de doble remolque tienen que tener GPS, frenos ABS (sí, porque al parecer había que remarcar eso), un control de velocidad que les impida rebasar los 80 kilómetros por hora y deben de cumplir con regulaciones sobre sus fuelles y medidas sin importar la carga que lleven.

Ajá: antes de que entraran en operación estos cambios, dependía exclusivamente de la carga si cumplían (o no) ciertas reglas, a pesar de que evidencia empírica demostraba que la carga (si bien es un factor importante) no era central para garantizar la seguridad no sólo de los conductores del tráiler, sino de todos en las autopistas. (Vía: Reforma)

Sólo falta ver si esos cambios sí se cumplen o, como ocurre casi siempre, sólo se quedan en buenas intenciones.