Diputada del PAN propone hacer obligatorio y, ahora sí, militar, el Servicio Militar Nacional

La diputada panista María García Pérez presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados para eliminar el sorteo a través del cual se selecciona qué ciudadanos tienen que realizar el Servicio Militar Nacional para convertirlo en una exigencia universal para todos los ciudadanos mexicanos (sí: ciudadanOs).

Según la propuesta, la intención es formar a todos como “rescatistas” (además de soldados amateur, claro). Esto, con el afán de que la Secretaría de la Defensa Nacional tenga siempre a la mano una gran reserva para crisis y emergencias nacionales, como la ocurrida tras los sismos de septiembre del año pasado.

La propuesta tendría que reformar una larga lista de artículos dentro de la normatividad vigente del Servicio Militar Nacional (SMN), ya que éste no está pensado para formar soldados, rescatistas ni cosa semejante, sino como un ejercicio “cívico” de “respeto a la Patria” (cuando se instituyó eran tiempos más… llamésmosles cursis). Sin embargo, la iniciativa de la diputada queretana de Acción Nacional parece querer desplazar el sentido civil del SMN a algo más… militar. (Vía: El Economista)

Según la iniciativa, el SMN será realizado por todos los ciudadanos de México “como soldados, clases u oficiales, de acuerdo con sus capacidades y aptitudes”… Básicamente, lo que se busca con esta iniciativa es convertir la “labor cívica” en un ejercicio militar hecho y derecho, como ocurre en países como Israel, Irán y Rusia.

La “justificación” de García Pérez para esta medida es, por lo menos, débil: ¿de verdad estos reservistas serán utilizados solamente en casos de emergencia?, ¿desde hace cuántos años el Ejército y la Marina no son pensados en primera instancia como institución de ayuda sino como cuerpos de respuesta a (o provocadores de) la violencia del crimen organizado?

Plumas Atómicas se comunicó con la oficina de María García en San Lázaro para que nos explicara los límites, funciones y controles que tendría una propuesta que, de forma más que evidente, busca militarizar el SMN. Quedaron en que ella misma nos devolvería la llamada y, hasta el momento de la publicación de esta nota, seguimos esperando su llamada.

Publicidad