Daniel y Enrique, alpinistas mexicanos, mueren en el Nevado Artesonraju, Perú

Daniel Araiza y Enrique González, de 29 y 24 años, murieron al descender el Nevado Artesonraju en los andes peruanos. Ya habían logrado llegar a la cima de la montaña pero, cuando bajaban, un trozo de hielo donde habían anclado sus cuerdas se desprendió y cayeron. A pesar de que se iniciaron pronto las labores de rescate, la Policía de Montaña del Perú sólo logró recuperar sus cuerpos sin vida.

Los dos alpinistas formaban parte de una expedición de 15 mexicanos que se reunieron en el pie de la montaña, en Huaraz, Perú, para iniciar la escalada del Nevado Artesonraju. Daniel y Enrique tenían amplia experiencia en las montañas de la zona y, de acuerdo a Diego Wynter, coordinador de esa expedición, habían subido al menos a otras dos montañas más complejas (en cuanto a técnica y conocimientos necesarios para escalarlas), el monte Ishinca y el Tocllaraju. (Vía: Aristegui Noticias)

Hasta donde se ha sabido, el incidente no fue más que eso: no cometieron ningún error, pero las condiciones impredecibles del hielo y de la montaña, y del mismo alpinismo, terminaron en la tragedia de este jueves. 

De acuerdo a Hector Ponce de León, alpinista mexicano altamente experimentado entrevistado por el medio especializado Freeman, los dos mexicanos no cometieron errores, pues todo se trató de ‘un hecho fortuito’:

“No estaban haciendo algo extremo, era un ascenso que no era considerado peligroso y les ocurrió un accidente por algo totalmente ajeno a su experiencia y capacidad, algo que es imposible de controlar” (Vía: Freeman)

https://twitter.com/motasports/status/1020049786907578369

Los cuerpos de Daniel y Enrique fueron recuperados alrededor del medio día del jueves 19 y fueron transportados a la base de la expedición en la falda de la montaña, donde llegaron a las 11 de la noche. Daniel y Enrique regresarán este fin de semana a México.