EU “preocupado” por Centroamérica, propone reforzar sus fronteras

Ayer, jueves 15 de junio, se reunieron los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, en la Conferencia sobre Seguridad y Desarrollo en Centroamérica, organizada por los gobiernos de México y Estados Unidos. En dicha reunión se discutieron temas de migración, seguridad y economía.

El canciller de México, Luis Videgaray, afirmó que el desarrollo de Centroamérica es “responsabilidad compartida” y un “esfuerzo de colaboración y de trabajo en equipo” con países hermanos de la región. (Vía: Aristegui Noticias)

Por su parte, Rex Tillerson, Secretario de Estado de Estados Unidos, aseguró que, lo que ocurre en los países del Triángulo Norte de Centroamérica, afecta directamente los intereses económicos y seguridad de su nación. También mencionó, como una suerte de hermano mayor,  que Centroamérica tiene una de las tasas más altas de informalidad en el mundo.

“Una Centroamérica más próspera hará mucho para detener la migración ilegal y peligrosa, para combatir a los cárteles de la droga transnacionales y para combatir la corrupción en sus economías” (Vía: Reforma)

Además, agrego que es necesario que los niños de Centroamérica se queden en la escuela y aprendan habilidades básicas para poder obtener empleos productivos en lugar de buscar su futuro en la migración ilegal.

Porque claro, los niños van por la vida tomando malas desiciones que ponen en riesgo su vida al ser desplazados con sus familias por las bandas delictivas, pobreza y condiciones precarias estructurales que son responsabilidad de los gobernantes de los países centroamericanos.

Según cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Solo en 2016, 164,000 hondureños, salvadoreños y guatemaltecos se movilizaron a través de la región en busca de asilo, esta cifra de solicitantes de refugio es diez veces mayor que hace cinco años.

Tillerson hizo un llamado a trabajar para atraer la inversión a las naciones centroamericanas, a partir de una reforma fiscal que permita acabar con la informalidad, en otros.

“Una Centroamérica próspera, dará más beneficios y seguridad a EU” (Vía: El Universal)

Por su parte, el vicepresidente estadounidense Mike Pence, anunció un recorte para combatir el narcotráfico en Centroamérica pero también prometió blindar las fronteras a las drogas y la migración ilegal. 

Dijo que el gobierno del presidente Donald Trump dispondrá de 460 millones de dólares para la asistencia a los tres países centroamericanos, conocidos como el Triángulo Norte.

“Nos aseguraremos de que nuestras fronteras estén cerradas para aquellos que busquen hacernos daño y de que sean infranqueables para las drogas que están asolando nuestras familias y comunidades” (Vía: La Nación)

Y cuando todos pensaron que los regaños y señalamientos por parte de los mandatarios estadounidenses a los países centroamericanos estaban por terminar, Mike Pence elevó su tono y aludió a Venezuela como un ejemplo claro de las consecuencias de no atender los problemas de la región, y felicitó al gobierno de Peña Nieto porque en su país bajaron 70 por ciento los cruces ilegales a su país. 

Afuera de la Universidad Internacional de Florida, sede del encuentro que realiza hoy su segunda sesión, un centenar de personas se manifestaron contra Trump y por los derechos de los migrantes. Marleine Bastien, directora de Mujeres Haitianas de Miami dijo:

“Mientras ellos están aquí discutiendo economía, nosotros queremos enviarles el mensaje de que somos el motor de la economía, que merecemos un camino a la ciudadanía y la renovación del Estatus de Protección Temporal (TPS)” (Vía: AFP)

Publicidad