Zavala, Bronco y Ríos Piter ya juntaron firmas; falta comprobación del INE

Margarita Zavala se unió a Armando Ríos Piter y Jaime Rodríguez (Bronco, para los parientes) como la tercera en lograr lo necesario para ser candidata presidencial. Logró, por fin, recaudar las firmas necesarias en 17 Estados (equivalentes al 1% del padrón electoral) y ahora parece que tendremos tres nombres más para poder tachar en las boletas. (Vía: Animal Político)

Aunque estos tres han superado con crecer el número necesario de firmas (aunque lo que de verdad importaba era la dispersión), todavía falta un paso más para que puedan gozar del presupuesto para lanzarse al sueño de la Gran Silla. Este, es nada más y nada menos, que la validación oficial del INE, para saber cuáles fueron sus ‘travesuras’.

En este proceso, el organismo electoral revisará sus reportes de gastos para ver que coincida con lo que hicieron, así como con el presupuesto asignado para cada uno. Así mismo, será necesario revisar las firmas que fueron entregadas y validar su existencia, unicidad y legitimidad (aunque esto último sea muy difícil).

Será el INE quien tenga la última palabra al respecto y es que todo el proceso de las pre-pre-campañas de los precandidatos independientes ha estado marcado por más oscuridad que cualquier otra cosa. Entre firmas falsas, repetidas e inexistentes, todas las travesuras nos ponen a pensar. (Vía: El Financiero)

Varios de los aspirantes para ser independientes denunciaron la existencia de un ‘mercado’ ilegal de firmas, en que varios sujetos les habrían ofrecido millones de credenciales de elector escaneadas a cambio de, por igual, una millonaria cantidad. Por otro lado, existieron también acusaciones hacia el Bronco y Margarita, por hacer uso de fondos e influencias gubernamentales para su beneficio.

Zavala, Bronco y Ríos Piter juntaron firmas; falta comprobación del INE
Foto: Sonora Plural

El caso del exgobernador de Nuevo León es el más notable, pues además de haber aceptado sus travesuras (él es el creador de este término, en realidad) y no calificarlas como una posibilidad de fraude, se sabe que utilizó recursos del Estado que presidía. Además, podemos notar en los reportes diarios que sube el INE a su página, que de todas las firmas que se han entregado, muchísimas no se han contabilizado por ser repetidas o inexistentes.

Justo esto es lo que pone en duda su papel como candidatos, pues todos iban muy abajo (con excepción del Bronco) y, un día, de la noche a la mañana, consiguieron hacerse de firmas como si llevaran todo un año en recolección.

Más allá de generar una alternativa, generan incertidumbre y dudas, pues además de que estos tres pertenecieron a un partido en el tiempo reciente, han operado con prácticas que no nos dejan conformes en lo más mínimo para poder verlos como una opción alejada de las viejas y oscuras prácticas del sistema de partido al que se oponen… con prácticas igual de oscuras.

Por: Redacción PA.