ANUNCIO

Sandoval y Duarte se ‘cooperaron’ para importar y esconder 12 mil reses

Sandoval y Duarte se 'cooperaron' para importar y esconder reses

Nuevas denuncias en contra de Roberto Sandoval, ex gobernador de Nayarit, y César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, señalan que entre ellos dos trazaron la ruta para la importación de 12 mil reses que escondieron y, además, fueron obtenidas con recursos públicos.

La organización ciudadana, Comisión de la Verdad fue quien interpuso esta denuncia, en la que explica que estas operaciones se dieron entre 2015 y 2016, asegurando que esos ejemplares fueron importados desde Nueva Zelanda y obtenidos con recursos públicos, de la misma forma en que ya enfrentan investigaciones y órdenes de aprehensión ambos ex gobernadores.

Las pruebas que presentó la organización incluyen las operaciones que Sandoval comenzó en 2012, importando yeguas españolas para el mejoramiento de sus cuadrillas, pocos meses después de que asumiera el cargo de gobernador. Así mismo, todas los ejemplares equinos que adquirió llegaron a través del Aeropuerto Internacional de México para después se trasladadas a sus propiedades, como el rancho “El Sueño”.

En los años posteriores, ambos gobernadores adquirieron 12 mil reses (6 mil cada uno, porque son corruptos pero equitativos entre ellos)  y 4 mil de las que pertenecían a Duarte fueron movidas a propiedades de Sandoval en San Blas y el Estado de México. Por ello, es que se investiga la procedencia de los recursos utilizados para esas operaciones.

Así mismo, se explica que Sandoval movía constantemente material y especímenes de ganadería entre varias de sys propiedades y se cree que en las operaciones están involucradas al menos 10 empresas fantasma, a través de 40 personas cercanas a él, que facilitaban el desvío de recursos gubernamentales, así el ocultamiento de las cabezas de ganado, en contubernio con el gobernador de Chihuahua, César Duarte.

Este caso haría más pesada la lápida que hay sobre el ex gobernador Nayarita, que está siendo investigado y en el proceso, en vez de esclarecerse o presumirse su inocencia, se han encontrado cada vez más pruebas para demostrar su culpabilidad. La extraña crisis que enfrenta el PRI por su nueva camada de gobernadores se robustece y las nuevas denuncias hacen ver más claramente lo difícil que será el camino de las campañas electorales para este partido.

Con información de: El Universal

ANUNCIO
ANUNCIO