Detienen alcalde de Morelos junto con miembros del narco

Enrique Alonso Plascencia, alcalde con licencia del municipio de Tlalquiltenango, fue detenido en Morelos por las autoridades. Su detención se hizo junto a ocho miembros del cártel Los Rojos, acusados de homicidio.

Plascencia, que pidió licencia para competir por un puesto en estas elecciones, es acusado de dirigir y liderar a este grupo delictivo en Morelos. La Fiscalía General del Estado de Morelos, indicó que se le detuvo por su implicación en el asesinato de una persona el 17 de abril en el municipio que presidía.

“Se presume que sus hombres son integrantes del cártel de los Rojos, y que Enrique Alonso Plascencia presuntamente es líder de la operación en Tlalquiltenango de ese grupo delictivo, por lo que suponemos que esta es la causa por la que en todo momento se opuso a que el Mando Único operara en ese municipio” (Vía: Animal Político)

Luego del asesinato de la alcaldesa de Temixco, Gisela Raquel Mota Ocampo, quien duró un día en el cargo, el alcalde se opuso al Mando Único. Interpuso una controversia inconstitucional a la que se sumó Cuauhtémoc Blanco, pues lo consideraron un “golpe de Estado” en Morelos por el libre tránsito de las fuerzas federales.

Aunque en su momento la controversia fue aceptada, ahora se interpreta que su rechazo al mando único fue para poder seguir ejerciendo el control en su municipio y los aledaños a través de la organización Los Rojos.

Plascencia y los otros ocho detenidos, identificados como Andrés “N” alias “El Tío” o “El Sinaloa”, Rodolfo “N” alias “El Durango”, Alberto “N” alias “El Zapata”, Emanuel “N”, Oscar “N”, Geremías “N” y Santiago “N, fueron puestos a disposición de las autoridades para que sigan su proceso jurídico.

El exalcalde Tlalquitenango, de extracción perredista, estaba contendiendo para hacerse de la diputación como candidato independiente a la diputación federal por el IV Distrito de Morelos, mismo que pertenece a el municipio donde lideraba a Los Rojos. (Vía: El Sol de México)

Los vínculos de diferentes autoridades con miembros del narcotráfico y grupos delictivos han sido una historia recurrente en México. Ante esto, surge la necesidad de establecer mecanismos descentralizados para la impartición de justicia, como una Fiscalía General de la Nación, que aunque en teoría podría resolver esto, existe la necesidad de reformar el Artículo 102 para que funcione de manera íntegra, pero en el Senado eso se está ignorando.