ANUNCIO

César Duarte sigue afiliado al PRI; llevan 18 meses ‘discutiendo’ su expulsión

César Duarte sigue afiliado al PRI; llevan 18 meses 'discutiendo' expulsión

César Duarte lleva desde el 23 de junio del año pasado como prófugo de la justicia mexicana. En su espalda carga 10 órdenes de aprehensión por desviar recursos por aproximadamente 1 mil 200 millones de pesos, los cuales le permitieron comprar un banco (financiero, porque para sentarse le alcanzaba para muchos más) y, además, ocupar al menos 250 millones para llenar las arcas priístas para su utilización en las campañas electorales de este año. (vía: Animal Político)

Aunque su culpabilidad fue demostrada en 2017, desde 2016 se hicieron denuncias en su contra, ante lo que el consejero político del partido, Armando Barajas, solicitó la expulsión de Duarte del PRI, así como la suspención de los beneficios que la militancia le supone. Sin embargo, han pasado 18 meses de que esa solicitud se presentó y el ex-gobernador sigue existiendo como militante dentro de la organización priísta. El mismo Barajas apuntó ayer que:

Pareciera que en el caso de César Duarte hay preferencias. La Comisión de Justicia no está haciendo su trabajo, pero, como partido, no podemos caer en el cinismo”. (vía: Reforma)

Los recientes casos de corrupción de varios gobernadores priístas no han pasado desapercibidos para su partido. Los ex-gobernadores Roberto Borge, Javier duarte y Tomás Yarrington fueron expulsados de la organización poco después de las pruebas presentadas en su contra. Ni siquiera hizo falta que se giraran órdenes de aprehensión para que el PRI decidiera que tenían que ser expulsados de su manto protectos, pero en el caso de César Duarte no ha ocurrido así.

Además de que la Procuraduria General de la República (PGR) parece ser indulgente, además de nada rigurosa, en el caso de el ex-gobernador cihuahuense; el PRI tampoco parece tener mucho interés en que se presente a comparecer ante cada una de sus acusaciones. Esta falta de acción de la PGR, que finalmente giró tres peticiones de extradición para Duarte ante el gobierno estadounidense, es lo que tiene en la incertidumbre el caso. (Vía: Proceso)

Por otro lado, la acusación de haber desviado dinero para favorecer al partido tricolor no ha sido comprobada, pero el partido fundado por Plutarco Elías Calles también tendrá que hacerse responsable por cada uno de los implicados para no mancharse de cara al proceso electoral que no ha comenzado precisamente bien para su candidato, José Antonio Meade, que ha juntado más memes que simpatizantes, pero tal parece que ni siquiera quieren sacarlo de su patio de juegos, porque en una de esas sí es de Duarte el balón.

ANUNCIO
ANUNCIO