Los Juegos Olímpicos logran que las dos Coreas se sienten a dialogar

Tras un silencio de dos años y casi diez meses de incertidumbre por culpa de los tuits de Donald Trump, por fin las dos Coreas se sentaron a dialogar en la zona militarizada en el paralelo 38. Los dos días de reuniones, con turnos en la mañana y en la tarde, han terminado en la promesa de seguir reuniéndose.

Apenas hace unas semanas todo el mundo miraba con terror cómo Donald Trump le picaba la cresta al régimen norcoreano (para quién sabe qué). Desde Seúl, capital de Corea del Sur y a unos cuantos kilómetros de la Zona Desmilitarizada, los nervios estaban peor: de haber estallado un conflicto armado, la ciudad pudo haber sido eliminada en cuestión de horas por la artillería “tradicional” que, 24/7 apunta hacia ellos.

Al parecer, no hay mal que dure cien tuits y de iniciativa propia, los gobiernos de las dos Coreas decidieron acercarse a platicar, y lo hicieron del tema menos… sospechado: los Juegos Olímpicos de Invierno, que tendrán lugar en PyeongChang más adelante este año. (Vía: The Atlantic)

Como tíos que no se soportaban y tienen que empezar a platicar de coches o futbol, parece ser que esa estrategia funcionó para los dos países. De los Juegos Olímpicos pasaron a hablar de continuar estas pláticas, ahora, con temas tupidos, como lo militar.

Este acercamiento pasa de largo a Washington, cuyo presidente (más cheto que político) ha demostrado una y otra vez su incapacidad para entender lo que sus tuits pueden llegar a provocar. (Vía: CBC News)

Las dos Coreas, técnicamente, nunca han dejado de estar en guerra desde 1950; nunca hubo un armisticio y la división en el paralelo 38 fue un acuerdo de las dos principales potencias entonces  (Estados Unidos y la Unión Soviética). Desde el cese de las armas, en el 53, la relación entre los dos países se ha basado, principalmente, en el diálogo con la amenaza detrás: antes de la caída de la URSS, esa amenaza era una guerra nuclear entre las dos principales potencias militares; hoy, sigue siendo un ataque nuclear. (Vía: Vox)

¿¡Quién diría que un evento deportivo tan aburrido como las Olimpiadas de Invierno podría cesar la tensión entre dos países que han estado a minutos de lanzarse contra el otro!?

Publicidad