Corea del Norte: Trump nos declaró la guerra, tomaremos todas las medidas necesarias

Después del primer discurso del presidente Donald Trump en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos incrementaron. Un tuit del presidente Trump el domingo pasado puso el problema, ahora sí, en el filo de la guerra.

Desde hace meses, una confrontación de declaraciones, amenazas y retos entre el régimen de Pyongyang y Trump ha tenido al mundo en vilo: por un lado, el aparato estatal completo de Corea del Norte y por el otro, el celular sin revisión del presidente han llevado a pruebas nucleares, ejercicios de fuerza en las costas de Corea del Sur de parte de la armada, fuerza aérea y ejército de los Estados Unidos y los cientos de consejos de la ONU, China, aliados y hasta enemigos de no escalar un conflicto que bien podría comenzar por un soldado nervioso haciendo un disparo que “se le vaya” por la ansiedad. (Vía: New York Times)

Ri Yong Ho, Ministro del Exterior de Corea del Norte asistió a la Asamblea General como representante de Kim Jung-un. En ella, le tocó soportar (como le tocó a toda la Asamblea) un discurso desarticulado, sin mesura ni capacidad diplomática u oratoria del presidente de los Estados Unidos, en el que en repetidas ocasiones amenazó a varios países de intervenciones militares: Irán, Venezuela y la siempre presente Corea del Norte fueron indirecta o directamente amenazadas por el cheto en jefe de los Estados Unidos. (Vía: Washington Post)

Además de las amenazas, dos bombarderos pesados B-1B y una escolta de cazas F-15C por primera vez en casi 50 años volaron más allá del paralelo 38, la línea divisoria creada tras el final de la Guerra de Corea.

Estos vuelos pusieron nerviosa a la élite de Pyongyang, pues son muy semejantes a lo que “normalmente” se hace cuando se ejecutan golpes “quirúrgicos” y derrocamientos silentes. Una amenaza nada velada como esa no se sumó bien con el tuit del domingo del presidente Trump:

Apenas fue leído por el ministro Ri, éste dio una conferencia de prensa improvisada frente a su hotel en Nueva York, en el que le dijo a los periodistas que recordaran que fueron los Estados Unidos los primeros en declarar la guerra.

Sí: declaración de guerra. Ri avisó, también, que Corea del Norte tomará todas las medidas preventivas necesarias para defenderse, entre ellas, derribar aviones estadounidenses incluso en espacio aéreo internacional. (Vía: The Guardian)

Mientras, China está atada de manos, Rusia está feliz, viendo cómo se desenvuelve el conflicto y el resto del mundo, aterrado, espera en las orillas, en lo que se desenvuelve la primera guerra entre dos naciones del siglo XXI