Corea del Norte persigue a ciudadanos por sus creencias

iglesia-corea

De acuerdo a reportes realizados por organizaciones sin fines de lucro de Corea del Sur, el gobierno norcoreano persigue a ciudadanos por sus creencias religiosas, incluso asegura que los golpean hasta que pierden el control. 

El Centro de Datos Norcoreanos de Derechos Humanos reportó que aquellos que fueron sorprendidos realizando cultos religiosos que no están sancionados por el estado, se enfrentan a años de prisión e incluso, a la muerte. 

Los investigadores del centro realizaron encuestas a 11, 730 norcoreanos desertores en Corea del Sur que llegaron al país en 2007. Mediante entrevistas, la organización identificó 65, 282 casos de persecución religiosa que involucraba a 38, 238 norcoreanos. (Vía: Upi)

Más del 99% de los entrevistas confirmó que no existe libertad religiosa en Corea del Norte. 

Por otro lado, 98% dijo que no existen lugares de adoración fuera de Pyongyang, confirmando el reporte realizado por el organismo Solidaridad Cristiana Mundial lanzado el pasado septiembre.

Solo el 1.2% de los entrevistados confirmó haber participado de actividades religiosas secretas en Corea del Norte.

La mayoría de los norcoreanos entrevistados dijo ser Protestante o Católico Romano, más del 10% dijo ser Budista. 

Las entrevistas también relevaron que menos del 23% de las víctimas de persecución religiosa sobrevivió a su castigo. Alrededor del 18% murieron en manos del estado y el paradero del 80% es desconocido.

 

En 2014, el grupo de Ayuda a la Iglesia publicó un reporte en el que figuraba la persecución de 50,000 cristianos que hoy podrían estar en los campos penales de la República Popular Democrática de Corea. La organización previno que el régimen de Kim Jong-un estaba reforzando el control sobre posibles disidentes, incluyendo una vigoroso persecución de cristianos.

El grupo reportó que “desde 1953, al menos 200 mil cristianos han desaparecido. Si son capturados por el régimen, los cristianos son arrestados, torturados y en algunos caso, ejecutados públicamente”. Aseguran que cualquiera que tenga fe, pero especialmente si es cristiano, será tratado por el gobierno como hostil. (Vía: Forbes)

Publicidad