Comisiones: “No podemos legislar el matrimonio igualitario”

Después de que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados considerara “improcedente la aprobación”  de la iniciativa que el presidente Enrique Peña Nieto entregara al Congreso de la Unión el 18 de mayo, ésta se puso a votación en la Comisión de Puntos Constitucionales. Diputados del PAN, el PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social, además de un buen número de priístas la rechazaron con 19 votos en contra, pues, de acuerdo a su interpretación “corresponde a cada estado legislar en materia civil”, por lo que la Cámara podría entrar en conflicto con la autonomía de los estados si la aprobara. (vía: Animal Político)

El voto del PRI estuvo dividido, aunque se favoreció la negativa. Benjamín Medrano Quezada, diputado priísta que forma parte de la comisión, declaró en el debate que votaría a favor no sólo por su identidad sexual, sino porque era una obligación ética estar en contra de cualquier acto de discriminación. (vía. Aristegui Noticias)

El líder de la bancada priísta, César Camacho, formó parte del público que asistió al debate y la votación. Desde que el Ejecutivo entregara la propuesta, el rechazo de Camacho ha sido explícito, pues ha declarado en varias ocasiones sus dudas sobre la viabilidad de la misma, y de su poca “urgencia”, pues la revisarían “después de un cúmulo enorme, casi interminable, inabarcable de asuntos”. (vía:  El País)

Este revés a la propuesta del Ejecutivo, argumentada desde la autonomía estatal, entra después del revés electoral que sufriera el PRI el agosto pasado; se da, también, después de una larga e insidiosa campaña organizada por el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, junto con buena parte de la cúpula episcopal y la ultraderecha a nivel nacional, que se ha articulado desde un discurso homofóbico tan abierto que ha provocado que el mismo Vaticano, a través del nuevo nuncio apostólico, Franco Coppola, desautorizara su protesta. (vía: El País)