Código 750: comprar productos nacionales no nos salvará de Trump

artesania

El que un código de barras inicie con el número 750 no necesariamente significa que identifique a productos de empresas 100% nacionales, en realidad se utiliza para saber qué productos fueron identificados en el país pero que podrían ser de empresas mexicanas o extranjeras.

Con la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos no solo está latente la amenaza de la construcción de un muro fronterizo o de la deportación masiva de millones de mexicanos, la negociación o cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) amenaza a un gran número de empresas, PYMES y emprendedores mexicanos, pero también a empresarios extranjeros.

Los nuevos esquemas comerciales, proyectos y esfuerzos de Donald Trump podrían ocasionar el colapso de la economía mexicana y llevarse de por medio miles de empleos.

Los mexicanos, conscientes de su poder como consumidores, buscan soluciones a este problema en apoyo a la economía del país.

En redes sociales ha comenzado a circular una iniciativa que asegura que si un código de barras inicia con el número 750, significa que el producto es 100% mexicano, sin embargo, el código 750 no es de uso exclusivo de empresas nacionales.

Según GS1 México, organismo que promueve el uso del Código de Barras, “es un mito que el código de barras 750 solo identifique a empresas 100% nacionales, se usa para saber qué productos fueron identificados en nuestro país y podrían ser de empresas mexicanas o extranjeras” (Vía: Hello DF).

Pero en realidad, el problema que la elección de Trump ha despertado, es más viejo de lo que se piensa. Nuestra cultura de consumo y la falta de educación e información sobre el tema nos impide ver el panorama de manera más amplia y racional.

Para activar la economía nacional es necesario consumir, independientemente de si se trata de productos nacionales o extranjeros: “Hoy en día, el crecimiento económico es impulsado en mayor medida por el consumo interno y en menor medida por las exportaciones” (Vía: Nexos).

Sin embargo, este podría no ser el momento adecuado. En días recientes el Banco de México tomó la decisión de elevar la tasa de interés con la intención de controlar la subida de la inflación:

  • “El hecho de que Banco de México decidiera hacer un aumento de 50 puntos base hace posible prever que desea mantener un margen de maniobra, en caso de que la incertidumbre en el tipo de cambio y en los mercados internacionales se agrave al inicio de 2017, conforme se den a conocer los detalles del plan económico de Donald Trump en relación con el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) y la migración.” (Vía: Nexos).
  • “Si ven que los precios empiezan a crecer rápidamente, elevan la tasa y con ello dificultan el crédito, la demanda se reduce, y los precios deben bajar.” (Vía: El Financiero).

Por tanto, lo que en este momento puede salvar a la economía del país es el ahorro, no el consumo, ni siquiera cuando se trata de productos nacionales, que también se ve afectado por la inflación.