Investigadores solicitan que los médicos puedan recetar hongos alucinógenos para tratar depresión

¡No, no es tu imaginación!
Estudios señalan que los hongos alucinógenos tratar la depresión

Estudios recientes señalan  que los hongos alucinógenos con psicolocibina pueden ser catalogados como sustancias con un bajo potencial de abuso y pocos riesgos de dependencia.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins afirman que la psicolocibina, el compuesto activo en los hongos alucinógenos, podría ser reclasificado de la Lista l a la Lista lV. Lo cual indica que los hongos alucinógenos con psicolocibina pueden ser catalogados como, drogas con un beneficio médico controlado, similares a las pastillas para dormir por prescripción.

 

La discusión con respecto al uso de los alucinógenos empezó en la década de 1970´s, cuando las autoridades clasificaron la psicolocibina en la Lista l, lo cual la indicaba como un narcótico altamente adictivo y con un alto riesgo de dependencia. Estudios recientes han negado esta afirmación.

De acuerdo con el reciente estudio publicado en octubre de 2018, los investigadores afirman que el uso de la psicolobicina puede ser utilizada de forma controlada para tratar depresión, ansiedad y adicciones a otras sustancias. El mismo grupo de investigadores administró la misma sustancia a pacientes con cáncer terminal con el fin de aliviar la ansiedad y ayudar a enfrentar el miedo a la muerte.

“Los estudios mostraron que la psilocibina causó reducciones significativas y clínicamente significativas en los síntomas de depresión y ansiedad que duraron al menos seis meses después de la administración de la psilocibina.” (Vía: Vice)

Investigadores señalan que los hongos alucinógenos pueden combatir la depresión

La publicación del artículo tiene como objetivo proporcionar la información necesaria para que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), pueda determinar si la sustancia debe o no ser clasificada nuevamente. Ya que, de acuerdo con el estudio, la eliminación de la Lista l solo puede suceder una vez que la FDA  apruebe la sustancia, lo que podría tardar hasta 10 años.

De acuerdo con los investigadores, la discusión acerca de la legalización de la marihuana ha contribuido a disminuir el estigma con respecto al uso de las drogas y, por tanto, ha abierto una nueva puerta a la medicina contemporánea.