Inversión en ciencia y desarrollo cayó durante sexenio de EPN

Aunque Enrique Peña Nieto prometió que durante su sexenio se incrementaría la inversión en ciencia y desarrollo al 1% de PIB… pues fue puro pájaro nalgón, porque eso no pasó y, además, se redujo ese porcentaje.

Arturo Menchaca, coordinador general del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República, explicó que sí se incrementó al principio de su gobierno, pero se regresó al mismo porcentaje al final.

“Durante el periodo del licenciado Peña Nieto hubo un incremento considerable, la primera mitad, cumpliendo con una oferta de campaña, pero, eventualmente, este proceso se revirtió de una manera complicada al final“.

En efecto, al principio de su administración subió el presupuesto en ciencia, pero solo lo hizo el 0.1%, pasando del 0.4 a 0.5 del PIB. Sin embargo, después se redujo nuevamente al 0.4% al final de su sexenio, teniendo que hacer aumentos graduales para buscar igualarlo; además que, según Menchaca, dice que este porcentaje se traduce en un valor menor por la depreciación del peso. (Vía: Reforma)

El problema de la inversión en ciencia es que no se ha adaptado a las condiciones reales del país. La promesa de campaña de EPN, además de no cumplirse, no contemplaba un evidente cambio en el valor del peso dentro del mercado de divisas y la variación del PIB, haciendo, además, un poco complejo el cálculo de este presupuesto.

Por otro lado, ni siquiera se subió el porcentaje asignado, sino que se redujo y después se buscó regresar al porcentaje original, pero con un cambio de valor del peso que lo hace mucho menos en su total. (Vía: El Universal)

México no está a la par de muchos países que tiene un compromiso con la inversión en ciencia, como China, Reino Unido o Brasil, que asignan entre el 1.5 y 2 por ciento de su Producto Interno Bruto a esta materia.

Enrique Peña Nieto hizo una campaña presidencial firmando acuerdo y compromisosfrente a notarios públicos, con los que se comprometió a muchas cosas en caso de ganar la presidencia.

A casi medio año de que termine su administración, solamente logró cumplir 40% de los compromisos que firmó. Si bien, en campaña es evidente que se tiene un plan que puede o no adecuar a la realidad que enfrente un país durante seis años, los compromisos de Peña Nieto estaban firmados. (Vía: Proceso)

El no haber podido subir el presupuesto de ciencia y tecnología, además de verse reducido y empobrecido por condiciones ajenas al desarrollo y trabajo de todos los institutos de ciencia del país, es solo otra más de sus tareas inconclusas.