Destruimos el arrecife más grande del planeta

El daño es irreparable, 1.500 kilómetros de arrecife de la Gran Barrera de Coral de Australia, están devastados por procesos de blanqueamiento. Lo que significa que estamos a punto de perder uno de los sitios más importantes del planeta, el cual alberga el conjunto de arrecifes más grande del mundo, cerca de 400 tipos de coral y más de 1500 especies de peces. Por esta razón, la Gran Barrera fue declarada en 1981, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El blanqueamiento de coral es causado principalmente por el aumento de la temperatura en las corrientes cálidas naturales, el incremento de la temperatura es generado principalmente por el calentamiento global, ese que Trump dice que era un invento de China, pues los océanos absorben al rededor del 93% del del aumento del calor de la Tierra. (Vía: BBC)

¿Por qué este daño es irreversible?

Es importante mencionar que los procesos de blanqueamiento que ha sufrido la Gran Barrera de Coral son cuatro, los primeros dos se dieron en el año de 1998 y 2002, con un margen de cuatro años, pero las últimas dos decoloraciones sucedieron entre 2016 y 2017 con un margen de menos de un año.

Según científicos del Centro de Excelencia para el Estudio de los Arrecifes de Coral, la decoloración del año pasado (2016) fue la peor en la historia, la cual afectó principalmente la parte norte del arrecife; el daño del 2017, impactó a la sección media. Por lo tanto, sólo el tercio inferior del arrecife es, por ahora, la única sección que ha sobrevivido a la decoloración. (Vía: CCN)

https://twitter.com/ripqnace/status/884943456065306624

La rapidez con la que el arrecife padece los embates del calentamiento global lo condenan a una muerte irrevocable. El investigador Dr. James Kerry declaró para la BBC que el daño comprobado no tiene precedentes.

“Para aquellos arrecifes que se vieron afectados dos años seguidos, es un doble golpe y no han tenido la oportunidad de recuperarse de los eventos del año pasado”. (Vía: BBC)

Si bien, el blanqueamiento del coral no es su pérdida definitiva, las esperanzas sobre su recuperación son mínimas, pues básicamente se necesitaría disminuir el calentamiento global para que la temperatura del hábitat del arrecife regrese a sus condiciones normales, pero este restablecimiento, además de que puede tardar décadas, no representa un tema central en la agenda de los gobiernos internacionales y mucho menos en la de Estados Unidos, uno de los principales emisores de CO2.

Pero el impacto no sólo será ecológico pues de la Gran Barrera dependen dependen cerca de 64 mil puesto de trabajo a tiempo completo y los cuales aportan anualmente casi 6 mil millones de euros a la economía de Australia. (Vía: ABC)

A lo largo de los años se ha concluido que la Gran Barrera es uno de los ecosistemas que desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la biodiversidad de todo el planeta, si colapsa, significará la extinción irreversible de muchas especies. 

 

Publicidad