Aprovechando el 12, Margarita Zavala reúne firmas dentro de la Basílica de Guadalupe

Dicen que no hay mal santo como al que no se reza, y no hay mejor intermediario entre los mortales y (algún) dios que su mamacita. Quizá con esa misma lógica, la expanista, exprimera dama y siempre ferviente y ultramontana católica, Margarita Zavala, aprovechó a tanto posible votante suyo para, de una vez, reunir firmas para su candidatura independiente.

Zavala reúne firmas en la Basílica… ¿será que quiera el milagrito?

No sabemos si Zavala fue hasta la Villa para pedir un milagrito para reunir sus firmas para aparecer en la boleta o si espera que algún miembro de su familia se cure del alcoholismo que tanto lo aqueja... o si es parte de sus tradiciones anuales, como para otros es ir a Chalma, a la casa de los abuelos o al Cerro del Cubilete; pero de que estuvo ahí y de que “aprovechó” el momento, lo hizo y muy lo hizo.

Zavala no cuenta ni con la mitad de las firmas necesarias para amarrar la candidatura independiente, y, al parecer, ya se cansó de pedirle a los panistas que “se rebelen con ella (lo que sea que eso signifique), así que, mejor, se mantiene cercana a su base: católicos fervientes (de esos de la vela perpetua y los caballeros de Colón).

El domingo pasado, cuando el excardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, andaba diciendo que el sismo del 19 de septiembre fue causado por los abortos y flagelantes taxqueños se ponían de rodillas fuera del Estadio Azul para pagar por los pecados de todos los capitalinos, varios voluntarios de la exprimera dama estaban recolectando firmas entre los asistentes para apoyar su candidatura.

Esta vez, dentro de la Basílica (sí: adentro, ni siquiera afuerita junto a los puestos de gorditas), la misma Zavala se puso a reunir firmas con su teléfono. (Vía: Excélsior)

En estas últimas semanas, Zavala Gómez del Campo se ha puesto, solitita, en medio de controversias innecesarias: dijo que el matrimonio igualitario no debería de ser en México, porque ‘no va’ con las creencias de la mayoría; ha apoyado la Ley de Seguridad Interior y se hizo público un video en el que rechaza ser fotografiada con una familia homoparental.

Chance, y sólo chance, Zavala cree deveritas que ninguna publicidad es mala.