¿Tener placas de otro estado te ‘evita’ multas y tenencia?

Cientos de automovilistas en Guadalajara, la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara están cambiando sus placas por otras de otros estados. Despachos y ‘coyotes’ les aseguran que con ello evitan multas y el pago de tenencia, pero no necesariamente. Aunque, técnicamente, no es ilegal, la forma de tramitarlo es, cuando menos, bastante chueca.

¿Nunca te has preguntado cómo le hacen para multar a autos foráneos o por qué cada vez ves más autos con placas de Guerrero o Morelos en plena Narvarte? Las dos preguntas están relacionadas, aunque parezcan aleatorias: cada vez es más fácil encontrar ‘gestores’ que se encargan de tramitar el cambio de placas de tu auto sin cambiar el dueño: sólo necesitan tu licencia, la factura del auto y, bueno, que les pagues.

De acuerdo a El Universal, estos ‘gestores’ (que llamaremos a partir de aquí coyotes) ofrecen placas de una variedad de estados: Guerrero, Morelos, Jalisco, Estado de México. Con el cambio, que puede ir desde los mil quinientos hasta los cuatro mil pesos, prometen que ‘ya no te paran’ los oficiales de tránsito, que no estás obligado a pagar tenencia y que tampoco las fotomultas aplicarán contigo.

El problema es que de lo único que te librarías es la tenencia… en el lugar donde vives. De acuerdo a los reglamentos de tránsito de los estados, los vehículos foráneos sí son multables: ya sea que la policía retira una placa, la tarjeta de circulación o la licencia hasta que se pague la multa o que se lleve el auto al corralón.

Por otro lado, el mercado y cambio de placas no es algo nuevo, menos a través de las redes sociales, por lo menos desde 2015 ya hay registros periodísticos de ofertas sobre placas foráneas o falsas. Entonces, la única intención era evadir las fotomultas. (Vía: El Sol de México)

Diputados y senadores traen placas foráneas para no pagar tenencia: MCCI

En algunos estados, el cambio de placa es solo un proceso burocrático para el que no es necesario comprobar, por ejemplo, el domicilio del dueño del auto. Y, aunque no hay nada ilegal (hasta el momento), no deja de ser algo… gandalla, aprovecharse de estos vacíos legales.

Por: Redacción PA.