Roban joyería en Ecatepec; les toma solo tres minutos

Plaza Aragón, uno de los centros comerciales más grandes de Ecatepec, fue asaltado. El incidente ocurrió en una joyería que se encuentra cerca de la entrada central de la plaza y los sorprendente fue la rapidez con que ocurrió todo.

Según refieren las autoridades, el asalto fue realizado por un grupo de entre 10 y 15 personas. Estas entraron a la plaza como Juan por su casa (suponiendo que la casa de Juan tiene joyerías y seguridad privada poco intuitiva) directo hacia la tienda.

Ahí, comenzaron a romper las vitrinas, y amagaron a los empleados con armas de fuego. Al mismo tiempo que guardaban la mercancía robada en bolsas, otros más resguardaron los pasillos en espera de que llegaran elementos de seguridad de la plaza… que no llegaron.

En tan solo tres minutos, según los testigos (posiblemente fue menos), abandonaron la plaza por la misma puerta por donde entraron, lograron correr hasta la Avenida Central (que está a unos 100 metros de esa puerta), principal vialidad que conecta Ecatepec con la Ciudad de México, y huyeron en una camioneta familiar.

Pasado un tiempo, la policía municipal llegó al lugar para hacer el levantamiento de los hechos y las pruebas para realizar la investigación del delito. Claro, el robo pudo ser evitado, pero la misma dificultad para llegar a este sitio (que solo tiene una vía de acceso clara) no puede asegurar una respuesta pronta de las autoridades.

El asalto ocurrió alrededor de las 20:00 horas del miércoles. Al mismo tiempo, en otro punto de Ecatepec, en la plaza Mundo E, también se intentó llevar a cabo otro robo a joyería de la misma forma, pero este se frustró por la misma ineficiencia de los ladrones.

Nos queda la duda si se trata de una red de ladrones de joyas repartidos por Ecatepec, o es que simplemente resulta fácil para ellos asaltar estas tiendas, porque, además de estar en la tranquilidad de una plaza, siempre están cerca de las salidas, por alguna extraña razón.

Esta ubicación, que puede que corresponda a un mero capricho de la empresa, las hace proclives a ser asaltadas. Sin embargo, resulta tonto tener que preocuparse por “ser robados”, cuando las autoridades tendrían que proveer seguridad, sea donde sea que se encuentre la tienda, ¿o es que también vamos a culpar a las joyerías de “exponerse”?

Con información de El Universal

Por: Redacción PA.