Justo cuando iba a empezar reorganización de Tepito, la cancelan: amenazaron a trabajadores

Luego de años de anunciar la reordenación de los puestos ambulantes en Tepito, las autoridades cancelaron los esfuerzos luego de que los trabajadores de la Dirección de Mercados y Vía Pública fueron amenazados al iniciar sus recorridos.

tianguis de Tepito se niega a reubicación

El pasado 15 de enero, la delegación Cuauhtémoc, el gobierno de la CDMX y 13 líderes de vendedores ambulantes firmaron un acuerdo para, supuestamete, reorganizar el comercio en la vía pública en uno de los tianguis más grandes, antiguos, variados (y violentos) de América Latina: el tianguis de Tepito y Lagunilla.

Según ese acuerdo, se pretendía desmantelar los puestos colocados por todo el ‘Barrio Bravo’ y la Lagunilla para dar pie a puestos metálicos, homologados y ya no tan variaditos, que abrirían sólo de miércoles a domingo de 6 a 21 horas.

El plan fue recibido con enojo por la gran mayoría de los habitantes de la zona (y ya ni hablar de los comerciantes). Y, aunque debió entrar en vigor al día siguiente, no se activó del todo y cayó en el olvido, como cada uno de los acuerdos anteriores:

Va a terminar igual que todos los programas que se han hecho aquí. A lo mucho funcionará un rato. Mientras un cambio no se genere en condiciones distintas todo será igual. ¿Por qué tendría que ser diferente? Quitar al comercio del Eje 1 va a ser muy difícil, porque desde siempre ha sido un lugar de mucha venta, además de que en tiempos electorales lo que menos se quiere es generar un problema con la gente”, dijo el historiador Virgilio López a Reporte Índigo a principios de este año

Los intentos de formalizar el trabajo ambulante han sido muchos y variados, pero pareciera que es una pelea que ninguno de los dos lados gana: por el lado de los comerciantes, aunque paguen impuestos, sigan los ordenamientos y acaten instrucciones, siguen siendo acosados por la policía y elementos de la delegación; por el lado oficial, no hay mecanismos ni presiones que aseguren que esos mismos comerciantes se atendrán a lo acordado con sus líderes.

Quién sabe por qué razón, esta vez, la Dirección de Mercados y Vía Pública de la Cuauhtémoc intentó aplicar la reordenación que tanto prometieron en operativos que iniciaban a las 9 de la noche y terminaban a las 11. Pasaron sólo un par de días antes de que recibieran las primeras amenazas:

“Se me acercaron dos motos, suponemos que son de las personas que controlan la zona. Me preguntaron por qué sacaba fotografías, para quién eran, quién me mandaba y me advirtieron que saliéramos de la zona. No quería ser nota roja, por eso optamos por salir de ahí. Uno sabe que estas personas te advierten la primera vez, no sabíamos si nos iban a soltar un plomazo“, comentó el trabajador que solicitó permanecer anónimo a Reforma

Aunque sí hay comerciantes que quieren regularizarse, pareciera ser que no es la decisión de ellos. En un contexto de violencia generalizada como éste, ¿meter al Ejército es la mejor opción?

Por: Redacción PA.