A un día de su inauguración: las quejas contra la Línea 7 del Metrobús

La Línea 7 del Metrobús por fin entró en operaciones… pero no está acabada, no hace todo el recorrido y tiene muchos otros detalles; aunque lo importante es que tiene dos pisos ¿no? En su primer día de funcionamiento los usuarios pasaron del regocijo y la novedad, al rechazo generalizado, como en casi todos los sistemas de transporte de este país.

Este nuevo tramo del Metrobús corre desde Campo Marte hasta Indios Verdes, cubriendo una ruta que beneficiará a la gran mayoría de la gente que va a diario desde extremos de la ciudad hasta Santa Fe y Polanco, dos lugares que concentran gran parte de la actividad laboral de la ciudad.

Por supuesto, la experiencia fue diferente para cada uno de los que ayer pudieron usarlo. Sin embargo, encontramos que la constante es que el funcionamiento sigue sin ser óptimo y, por apresurar todo, hay errores en el sistema de cobro, en el trayecto y, como muchos atestiguaron, hasta en el pasto.

https://twitter.com/nomellamopancho/status/970889284482891776

Sí, hasta en el pasto (esta es una reacción un poco exagerada, pero es entendible también). Pero esto solo nos muestra que sí, su inauguración apresurada y atrasada conforme a su planeación, no corresponde al proyecto que se había presentado en primer lugar y ni siquiera se pudo poner bien el pasito que adornará los pasos del Metrobús.

A tan solo un día de haber sido inaugurada, ya enfrenta el mismo problema de toda la movilidad citadina: mala planeación, flujo inconstante y vialidades colapsadas (porque todavía hay camiones) y, además, los automovilistas no comprenden el concepto de “carriles confinados”.

Además, las máquinas para la recarga electrónica de las tarjetas de prepago que abastecen el STC de esta gran ciudad no funcionaban, por lo que se tuvo que aplicar la clásica “¿me pasas y te doy lo de mi pasaje?”. Sin embargo, no todos pudieron hacer eso, entonces las estaciones se llenaron de personas confundidas y desesperadas con sus tópers llenos de chiles rellenos y arroz.

Ah, claro. No podemos olvidar que esta nueva línea pasa a un costado del mercado de la Lagunilla y en medio de Garibaldi; justo en esa zona, se arrojó una piedra al vagón de mujeres, rompiendo el cristal nuevecito que no tenía ni 24 horas de haber sido estrenado.

Nos queda claro: la Línea 7 podría solucionar problemas de movilidad en la CDMX, eso es un hecho. Sin embargo, su mala planeación y desarrollo, así como su inauguración prematura sin todas las condiciones para la operatividad óptima están logrando que esto se parezca más al octavo círculo del infierno de Dante, que a un paraíso donde el Metro y Metrobús te hacen llegar en el tiempo que dicen las autoridades.

https://twitter.com/ivictorchiquen/status/970862689475026946

Por ahora, esperemos que los problemas se resuelvan conforme avance el tiempo y que hasta el patito esté verde y dure más de un mes. Ah, sí: también que la ruta se pueda cumplir en su totalidad y que los autobuses puedan circular sin el temor de ser atacados desde la calle; que los segundos pisos se alarguen (porque si mides más de 1 metro y 65 centímetros viajarás con tortícolis) y que poco a poco nos acerquemos a una CDMX sin tantos autos.