PGJ iba a pedir perdón por caso Narvarte sin reconocer responsabilidades

PGJ iba a pedir perdón por caso Narvarte sin reconocer responsabilidades

A casi cuatro años del multifeminicidio y asesinato en la colonia Narvarte, la violación del debido proceso y los fallos constantes de las dependencias encargadas de esclarecer el crimen, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHDF) denunció que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) iba a pedir disculpas por esos errores a través de un funcionario menor y sin reconocer su responsabilidad en esos mismos errores.

El 31 de julio de 2015, fueron encontrados los cuerpos de cuatro personas en un departamento de la colonia Narvarte: todos con rasgos de tortura evidente y, de los cuatro, tres eran mujeres que fueron torturadas sexualmente antes de ser asesinadas. El caso estalló cuando fue evidente que una de las víctimas eran defensora de derechos humanos y el otro, periodista veracruzanos, perseguidos por el gobierno de Javier Duarte.

A partir de el multifeminicidio y asesinato de Nadia, Rubén, Mile, Yesenia y Alejandra, la forma como la Procuraduría General de Justicia, y particularmente la Fiscalía de Homicidios, a cargo entonces de Edmundo Garrido, quien luego ocuparía el cargo de Procurador General, fue señalada por constantes filtraciones a los medios que comprometieron la investigación criminal, omisiones y violación al debido proceso que, a casi cuatro años, han impedido que se pueda deslindar responsabilidades penales.

En julio de 2017, la PGJ aceptó la recomendación 04/2017 de la CDHDF, donde se enlistaron los múltiples fallos, errores, omisiones y violaciones en el debido proceso del caso y donde se pedía una compensación para los familiares de las víctimas, además de una disculpa pública del procurador Garrido, quien no sólo era el procurador en turno, sino el responsable directo de la Fiscalía de Homicidios y, por tanto, de los errores en la investigación original. (Vía: CDHDF)

Sin embargo, tras casi 20 meses de haberse emitido (y aceptado) la recomendación, la PGJ sigue sin emitir la disculpa pública. Garrido ya no está al frente de la PGJ y, de acuerdo a Animal Político, cuando ofrecieron la disculpa, iba a representar a la dependencia un funcionario menor y no Edmundo Garrido y, por si fuera poco, en el texto original, la PGJ no reconocía su responsabilidad en los errores cometidos durante la investigación.

Los errores no son menores. A pesar de que hay tres detenidos por el multifeminicidios y asesinato, las omisiones y violaciones al debido proceso de la PGJ han evitado que, tras casi cuatro años, todavía no se esclarezca un caso que sacudió al país entero.