Familiares denuncian detención ilegal de periodista de La Razón acusada de robo

María Dolores Luna Maya, periodista y editora web del diario La Razón, fue detenida y procesada por su supuesta implicación en el robo a las oficinas de su lugar de trabajo ocurrido el pasado 4 de abril. Sus familiares, amigos y compañeros (así como su defensa) señalan violaciones de sus derechos humanos y en el debido proceso, por lo que exigen su liberación inmediata.

El pasado 4 de abril, un intento de robo en las oficinas del periódico La Razón activó un operativo policiaco en el que, a diferencia de muchos otros delitos, se logró detener a cinco implicados, según el mismo informe de la Secretaría de Seguridad Pública: tres hombres y dos mujeres, una de ellas en calidad de testigo. (Vía: Noticieros Televisa)

La testigo, María Dolores Luna Maya, llevaba tres años laborando como editora web del medio y, según reportes de familiares, amigos y compañeros, no había un solo reporte de su desempeño laboral o personal que “hiciera dudar de su honestidad”.

Sin embargo, hoy, Luna Maya está en el penal femenil de Santa Martha Acatitla a la espera de la definición de su situación legal. Según la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), la investigación contra la periodista vino luego de que fue señalada por los mismos directivos de La Razón.

Operativo de la SSP-CDMX luego de robo en Torre Privanza

Los familiares de María Dolores también acusan irregularidades en su detención y la falta de seguimiento del debido proceso. Entre otras cosas, por el tiempo que tardaron los policías que la detuvieron en llevarla al Ministerio Público: dos horas en las que no se supo nada de ella en un recorrido que debía hacerse entre 20 y 50 minutos:

Ella fue presentada en el Ministerio Público dos horas después de ser detenida, cuando el tiempo máximo de traslado para llegar a éste es de 50 minutos cuando hay tráfico y de 20 minutos cuando no lo hay”, dicen en un comunicado de prensa

A través de una petición en línea en change.org (que puedes revisar aquí), exigen su liberación inmediata por las violaciones a sus derechos humanos y la investigación plena de lo ocurrido el pasado 4 de abril en la Torre Privanza.