Media CDMX se quedará sin agua por 5 días dentro de dos semanas

El Sistema Cutzamala, que trae a la Ciudad de México la mitad del agua que consume día a día, tendrá que ser sometido a trabajos de mantenimiento urgentes; por eso, desde las 5 de la mañana del 31 de octubre hasta el 4 de noviembre se cerrará completamente. Siete alcaldías (Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Iztacalco, Venustiano Carranza, Azcapotzalco, Magdalena Contreras y Cuajimalpa) serán las más afectadas, así como Tlalpan y Coyoacán tendrán problemas en zonas específicas.

También partes amplias de la zona conurbada de la Ciudad de México tendrá recorte de agua de hasta el 75%, específicamente los municipios de Nezahualcóyotl y La Paz. (Vía: Conagua)

Ramón Aguirre, director de la Comisión Nacional del Agua,  tuvo una comparecencia en el Senado, donde advirtió de los recortes al abasto de agua:

El Sistema Cutzamala nos da el 30% del agua [de la Ciudad de México], pero mezclado con pozos abastece aproximadamente al 50% de la Ciudad; es decir, tenemos nosotros delegaciones donde el servicio se va a caer en Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Iztacalco, Venustiano Carranza, Azcapotzalco, Magdalena Contreras, Cuajimalpa, la parte alta de Tlalpan, la parte alta de Coyoacán. Las únicas delegaciones que no dependen del agua del Cutzamala son Gustavo A. Madero, Xochimilco y Milpa Alta“, declaró (Vía: El Universal)

La reducción del abasto de agua es rutinario ya en la Ciudad de México: la infraestructura hídrica que abastece a la ciudad necesita mantenimiento constante y la única forma de dárselo es con recortes predeterminados y controlados; sin embargo, un recorte como el que anunció Conagua no tiene precedentes.

En el Senado, las bancadas del PRD y Morena pidieron la aprobación de un exhorto a la Conagua para que explique el porqué del recorte sin precedentes y, al Jefe de Gobierno, que “no se lucre con pipas de agua, como se ha hecho en los últimos años“. (Vía: El Universal)

Lo cierto es que la infraestructura hídrica de la CDMX requiere mantenimiento urgente, es cierto, también, que el abasto de agua para la ciudad no está garantizado y que es urgente, también, una cultura de cuidado y ahorro del agua.

Por: Redacción PA.