Mancera pide donativos para CDMX y dona… mil pesos

El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera presentó el sitio reconstruccion.cdmx.gob.mx que, según declaró, incluye toda la información concerniente a las arduas labores que le esperan a la ciudad para recuperarse luego del sismo del pasado 19 de septiembre.

La página incluye una sección de donativos, donde cualquier ciudadano puede aportar al FONADEN CDMX. Lo cual, en principio es una genial idea, pero que Mancera no presentó de la forma más apropiada.

Un peculiar detalle llamó la atención de los reporteros que acudieron a la presentación: Miguel Ángel Mancera presentó el documento que avalaba su donativo y, luego de aplicarle un buen zoom a la imagen, se nota que Mancera aportó a la reconstrucción de la ciudad que gobierno la nada despreciable cantidad de… mil pesos. Sí: 1,000 pesos. Cerrados. Sin redondeo ni nada.

El columnista Esteban Illades fue quien puso en evidencia la tacañería del jefe de gobierno de la Ciudad de México.

El gesto de tacañería (porque, admitámoslo, el jefe de gobierno de la ciudad más prospera del país puede donar más de mil pesos) se une a todos los fails, algunos vergonzosos, otros penosos, otros insultantes, que ha tenido Mancera en los días posteriores al sismo que sacó lo mejor y lo peor de la Ciudad de México.

Mancera gana 104,911 pesos. Pero ojo: ya descontando impuestos, seguros, cuota del ISSSTE, crédito Infonavit y el moche de la tanda,su sueldo neto es de 73,700. Sí: setenta y tres mil setecientos pesos. Es decir, el muy codo no pinches donó nada.

La verdad, la ciudadanía se ha llevado una pésima imagen del actuar de Mancera durante el sismo y gestos como este, aun cuando son pequeños, para muchos son un signo importante de su compromiso con la Ciudad de México.

Apenas se abrió la cloaca administrativa que permitió, durante corruptelas, que muchos construyeran edificios inoperantes que se desplomaron como cartas. Ese es el primero de muchos corajes que trajo el sismo a los que vivimos aquí.

Si para Mancera su gobierno es de hechos y no de política, ¿qué sugiere el hecho de que haya donado míseros mil pesos para reconstruir la CDMX?