Hiram Almeida renuncia a la SSP-CDMX sin explicación o justificación alguna

La tarde del día de ayer, Hiram Almeida llamó a una conferencia de prensa en la sede de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX). En ella, anunció su renuncia a la titularidad de la institución que desempeñó por tres años y medio. No dio más explicaciones, simplemente agradeció a los policías de la capital y se retiró.

En las oficinas de la SSP-CDMX, Almeida presentó su renuncia “con carácter irrevocable” y leyó un comunicado de prensa, no aceptó preguntas.

Agradeció a los policías que tuvo a su cargo y señaló lo que consideró como logros de su administración. (Vía: El Universal)

Como último ejemplo de resultados fue el equilibrio generado por más de 34 mil elementos policiacos durante el proceso electoral aportando certeza a nuestra democracia. Además de haber combatido frontalmente a la delincuencia y haciendo de la policía una institución moderna, eficaz y legal” (Vía: Animal Político)

Su separación del cargo se da en un momento… por lo menos sospechoso. A cuatro días de las elecciones locales y federales, en las que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) perdió irrevocablemente la Asamblea Legislativa, la mayoría de las (nuevas) alcaldías y la (también nueva) gubernatura.

Ocurre también en medio de una ola y una escalada de violencia que la capital no había visto, o no al menos de forma tan abierta: ejecuciones, narcomantas y hasta restos humanos dejados en las principales vías de comunicación de la CDMX.

La renuncia de Almeida será efectiva a partir del 31 de julio de este año, por lo que todo apunta a que no sólo se separa de su cargo, sino que tampoco participará de la transición entre los gobiernos de Amieva y Sheinbaum. Faltaría saber (porque no ha habido todavía una declaración del Jefe de Gobierno) quién ocupará un cargo esencial aunque sea de forma transitoria.