PGJ-CDMX detiene a ‘Las goteras VIP’, contactaban víctimas vía Tinder y los drogaban

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) informó que ha logrado aprehender a las integrantes de una ‘banda’ de delincuentes conocida en los medios como “Goteras VIP”, dos o tres mujeres que, tras una cita con sus víctimas, adulteraban sus bebidas para dormirlos y robar sus pertenencias.

Desde agosto de este año, la PGJ-CDMX había comenzado a reunir información sobre una banda delictiva que repetía el modus operandi de una banda semejante, desmembrada en 2009. (Vía: La Jornada)

Entonces, “las goteras” drogaban a sus víctimas con gotas oftalmológicas que colocaban en sus bebidas para luego robarles sus pertenencias en distintos hoteles de la Ciudad de México. La denuncia de dos luchadores profesionales llevó a las autoridades a la detención de tres sospechosas y a la desarticulación de la banda.

Ahora, estas nuevas “goteras” utilizaban la app “Tinder” para contactar con sus posibles víctimas. Después de hacer ‘match’ con ellos, los seleccionaban de acuerdo a su aparente poder adquisitivo y estilo de vida, se citaban con ellos en restaurante o bares para luego regresar al domicilio de las víctimas. (Vía: La Silla Rota)

Ya ahí, los sujetos declaran prácticamente lo mismo: tras 20 minutos, media hora de charla, caen dormidos y no despiertan sino hasta el día siguiente, cuando se dan cuenta de que varios objetos de valor han sido sustraídos de sus casas: teléfonos, computadoras, carteras, incluso automóviles y utensilios de cocina (ajá: utensilios de cocina).

Los casos reunidos por la PGJ-CDMX ocurrieron principalmente en las colonias Condesa y Polanco, pero también hubo robos semejantes en la Escandón.

A partir de videos de seguridad y descripciones de las víctimas se pudo construir un retrato hablado de las asaltantes para, luego, lograr su detención. (Vía: Milenio)

Y antes de que empiecen con que este caso es la confirmación de sus teorías misóginas y “antifeministas”: ninguna de las víctimas fue violado, ninguna de las víctimas fue violentado, como sí ocurre en forma mayoritaria con las mujeres víctimas de asaltos.