Iban contra Anti-Unión: todo sobre la balacera en Garibaldi

El viernes, en la víspera del Grito de la Independencia, cinco hombres armados, vestidos de mariachi y con armas de alto calibre, se acercaron a un bar en la plaza de Garibaldi, cerca de Honduras y el Callejón de la Amargura. Ahí, desenfundaron y abrieron fuego a corta distancia contra un grupo de comensales.

Los agresores emprendieron la fuga y metros adelante atacaron a otras personas. Los sujetos armados corrieron por el callejón y ahí abordaron tres motocicletas, escapando de las autoridades.

El saldo fue de 13 víctimas, de acuerdo con la información de la Procuraduría General de Justicia capitalina. Aunque unos fallecieron esa misma noche del viernes 14 de septiembre, para el día siguiente, las autoridades informaron que cinco de estas personas habían fallecido. Siete más permanecen hospitalizados y uno murió este lunes, informó la PGJ.

Los cinco agresores iban vestidos de mariachi, según la primera información. En imágenes subidas a redes sociales, la música no se detuvo mientras se escuchaban las detonaciones. Sonaba “La Cucaracha”.

Peniley Ramírez, reportera de Univisión que se encontraba en el lugar de los hechos incidentalmente, declaró a Carlos Loret de Mola que a los 20 minutos de la balacera, los establecimientos volvieron a llenarse y los mariachis en la plaza continuaron con su labor. Ni una balacera detuvo los festejos anticipados por la Independencia.

De acuerdo con información de Milenio, el ataque se trató de una agresión directa en contra de Sergio Flores Concha, mejor conocido como El Tortas, presunto líder de la Fuerza Anti-Unión. Los sujetos armados serían sicarios de la banda delictiva identificada como La Unión Tepito. El Huguito y el Manzano, parte de la estructura de la Unión, estarían entre los responsables del ataque, informó Imagen.

Fuerza Anti-Unión: ¿Nueva organización delictiva en CDMX?

Apenas hace unos meses, el dirigente de la Unión, Roberto N, alias El Betito, fue capturado por las autoridades.

La Unión Tepito y Fuerza Anti-Unión mantienen una pugna en las calles de la Ciudad de México. Según las autoridades capitalinas, se trata de un enfrentamiento por el control del narcomenudeo en la zona. Milenio informó que la banda de El Betito cuenta con el respaldo del Cártel Jalisco Nueva Generación, dirigido por El Mencho.

El viernes, los sicarios de la Unión habrían recibido el pitazo de que El Tortas se encontraba en Garibaldi. Ese habría sido el presunto detonante del ataque de Garibaldi, donde se detonaron más de 50 balas.

Araceli y su hermana, Cristina, fallecieron en el Hospital de Balbuena después de los hechos registrados alrededor de las 21:45 horas. Además, Francisco Javier y Ramón se suman a las víctimas fatales. Estos dos hombres contaban con antecedentes penales, según Imagen.

El columnista Héctor de Mauleón apuntó en El Universal que Araceli era parte de la Fuerza Anti-Unión. Se trataba de la viuda de Víctor Barajas, quien antes de ser asesinado se encargaba de distribuir las drogas en Garibaldi. Cuando la lesionaron, cayó junto a ella, con un tiro en la cabeza, un sujeto identificado como “Chucho”, quien operaba con ella como su brazo derecho.

Por: Redacción PA.