Denuncian falta de agua en Roma-Condesa

No hay día en que el agua no sea un problema en la Ciudad de México; y lejos se solucionarse, el problema de falta de agua se estanca y permanece año tras año. Ahora quienes están sufriendo la falta de agua son las icónicas colonias Roma y Condesa. 

https://twitter.com/CUBONoticiasMX/status/973589132298432512

El 13 de marzo, vecinos de las colonias Colonias Roma Norte y Sur, Hipódromo, Condesa e Hipódromo-Condesa de plano mejor se apersonaron en las instalaciones de Sacmex, en el Centro Histórico, ante la falta de respuesta por parte de las autoridades.

Luego de la protesta, finalizaron con una clausura simbólica del edificio del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Sus quejas no son menores: alegan que al menos desde hace dos meses, ha empeorado drásticamente la disponibilidad de agua en sus hogares. En muchos casos, han subsistido únicamente gracias a las pipas que compran.

Hoy llevamos más de dos meses con desabasto de agua en colonias donde el problema era ocasional. Hoy es diario y sin justificación creíble de la autoridad, hoy el pretexto es el supuesto cierre de válvulas”, declaró Rafael Guarneros, del Comité Ciudadano Roma-Condesa. (Vía: Noticieros Televisa)

Sin embargo, más que el cierre de válvulas por presuntos trabajos de la delegación, los vecinos aseguran que la falta de agua se debe a los múltiples e indiscriminados permisos que ha otorgado la delegación Cuauhtémoc para construir, con estudios ‘hechizos’ y poco fiables sobre la factibilidad de servicios.

Están otorgando dictámenes de factibilidad de servicios de agua con base en información falsa. Las familias comienzan a almacenar (el agua) en cubetas y tambos y a bañarse a jicarazos mientras alrededor de continúa la construcción de desarrollos”, declaró Guarneros. (Vía: Reforma)

Una vez más, los presuntos responsables de esta falta de agua son las autoridades en contubernio con las inmobiliarias, dando por buenos estudios de factibilidad de servicios con información que no es confiable.

Eso sí, mientras la CDMX sufre por falta de agua, se le derrocha regando las plantitas de Reforma… en plena granizada. Y, aunque sea con agua tratada, no deja de sacar de onda.