Vecinos denuncian cobro de delegación Coyoacán por reparar banquetas

Vecinos y comerciantes de la colonia Del Carmen en Coyoacán, denunciaron que personal de la delegación les está cobrando 32 mil pesos por la reparación de 30 metros de banqueta. Esta queja se suma a otras irregularidades en la que se ha sido descubierta esta delegación en control perredista.

El conflicto entre los comerciantes y la delegación viene desde octubre del año pasado, cuando personal de la delegación destruyó la banqueta de toda la calle Cuauhtémoc en la colonia Del Carmen (en pleno centro de Coyoacán).

El estado de las banquetas era deplorable debido a la falta de mantenimiento y el crecimiento desmedido de las raíces de los árboles, por lo que esa primera acción no sólo era necesaria sino que ya había sido solicitada por los vecinos. El problema es que así se quedó por meses.

Los vecinos pidieron a la delegación en repetidas ocasiones, según narraron al diario Reforma, que se concluyeran los trabajos, pero eran rebotados, “porque no tenían las herramientas” o les daban la vuelta diciéndoles que el trámite era muy tardado.

Un buen día, llegó un funcionario que dijo llamarse Marco Antonio Campos con todos los papeles que habían presentado para exigirle a la delegación terminar su trabajo. Aplicó la vieja confiable y les explicó que ‘para no esperar tanto’, podían hacerles el trabajo por 32 mil pesos:

“Si queremos que haga los trabajos la Delegación, dijo, nos tenemos que esperar o irnos a formar a sacar el permiso, acusó el locatario Alejandro Baños (Vía: Reforma)

A pesar de que en la página de la delegación se informa que el trámite y el trabajo es gratuito (pues es una de las pocas obligaciones que tienen las delegaciones con sus gobernados), ésta no sería la primera ocasión que personal de Coyoacán es descubierto en medio de conductas ilegales.

Página de Coyoacán para trámite de banquetas

Plumas Atómicas contactó al departamento de Comunicación Social en busca de una respuesta oficial ante las acusaciones, prometieron ‘devolvernos la llamada’ y, hasta el cierre de esta redacción no ha habido respuesta.