¿Cambia algo con la entrada en vigor de la Constitución de la CDMX?

Más de un año después de que fue publicada en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, el 5 de febrero del 2017, por fin hoy entró en vigor la Constitución Política de la Ciudad; junto con ella, entró en funciones el primer Congreso y, oficialmente, la CDMX es ya el estado 32 de la República Mexicana.

La odisea para redactar una constitución en pleno siglo XXI no fue sencilla: desde las elecciones de la Asamblea Constituyente en 2016 (que tuvo una participación del 28.3% del padrón electoral) y los cinco meses que tardaron en redactarla, además de las múltiples acciones de inconstitucionalidad que la PGR y otras dependencias federales presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Pero finalmente se publicó y hoy, finalmente, entra en funciones.

En la Constitución de la Ciudad de México se “garantizan” derechos humanos de avanzada pero no queda claro cuáles van a ser los medios para, justamente, garantizarlos: desde la despenalización del uso medicinal de la marihuana hasta el derecho al agua.

Internet universal, gratuito y garantizar derechos digitales en la Constitución de la CDMX

En entrevista para Reporte Índigo, el investigador jurídico del CIDE, Javier Martín Retes, cuestionó la efectividad de la Constitución de la CDMX en la vida cotidiana de los capitalinos:

Pensamos muchas veces que si cambiamos las leyes y la Constitución la realidad se va a transformar de inmediato, cuando es todo lo contrario. Sin acciones concretas, sin políticas públicas, sin programas específicos, sin recursos, sin instituciones, sin servidores públicos capacitados, los derechos pueden terminar siendo de papel”. (Vía: Reporte Índigo)

En muchos aspectos, los cambios que inician hoy serán más administrativos y jurídicos que efectivos: mayor autonomía presupuestal, tanto en el presupuesto local como en el municipal (porque, acuérdate, los delegados ya no son delegados, sino alcaldes), y menos confusión en las múltiples jurisdicciones que se cruzan en la ciudad.

Entonces, ¿vas a ver a partir de hoy un cambio radical en la ciudad? No, no hoy ni esta semana y, probablemente, no en el tiempo que dure la primera legislatura de la Ciudad de México.

¿El fin de una marca y el regreso de una ciudad?

Todavía no cambian las alcaldías ni Claudia Sheinbaum toma el poder capitalino. Faltan reglamentos y leyes, trabajo pesado que le toca al Congreso o que podría generar la ciudadanía a través de jurisprudencia… ¿Cómo será esta nueva ciudad que inicia?

Por: Redacción PA.