El caso Duarte no para: el exgobernador gastó 8 mil 727 mdp en promocionar su imagen y gobierno

Javier Duarte de Ochoa hizo gastos de todo tipo, además de las propiedades que se han ido descubriendo en las últimas semanas, ahora un reportaje del diario Reforma muestra que el exgobernador prófugo de la justicia hizo también gastos para promover su imagen y promocionar las acciones que realizó en su administración. 

De acuerdo con la información del diario, Duarte gastó 8 mil 727 millones de pesos y, según el desglose de estos gastos, al menos 514 millones de pesos fueron pagados a empresas fantasma por campañas igualmente fantasma, es decir, inexistentes.

A pesar de que el exgobernador gastara esta elevada cantidad, su administración aún acumula adeudos, que ascienden a los 902 mdp, con los medios con los que obtuvo estos convenios para la difusión de su publicidad.

Los pagos por los contratos de propaganda publicitaria se dividieron de la siguiente manera:
En 2014, 2 mil 795.2 millones de pesos.
Durante 2015 y hasta abril de este año, el gobierno gastó 636.1 mdp. (Vía: Reforma)

De los 8 mil millones, la mayor parte fue destinada a la contratación de espacios en televisión por los cuales gastó 2 mil 736.7 millones de pesos, de los que aún debe 307 millones. Además, a los medios impresos se les destinó la cantidad de2 mil 639.8 millones de pesos, a la radio se le pagó mil 304 mdp y los portales de internet 290.4 millones de pesos.

El resto de los gastos fueron destinados a contratos de otros espacios para publicitarse como espectaculares, eventos, entre otros.

El diario reporta también a la empresas fantasma que más facturaron: Servicios Oktagonales, con 77.2 millones de pesos; Publicidad Akkira, con 69.8 millones; Merca Carrey, con 68 millones; Desarrolladores Mercalim, con 39.5 millones, y Marvercarr, con 34.4 millones.  (Vía: Reforma)

Mientras el estado de Veracruz continúa buscando resolver los problemas que la administración de Javier Duarte dejara, ahora se suman a esta larga lista los más de 900 millones que se adeudan a los medios con los que el gobierno tuvo dichos convenios.