Cacería de brujas: Vega Pámanes de Jalisco

vegapamanes

Senadores y diputados pidieron se investigue y se aplique la ley contra el presidente del Tribunal de Justicia de Jalisco, Luis Carlos Vega Pámanes, quien fue denunciado ante la PGR el pasado 3 de octubre después de que hiciera una llamada al titular de Seguridad de Guadalajara, Salvador Caro, para interceder en la liberación de 2 hombres que habían sido detenidos portando armas. 

Ante esto, la PGR se declaró incompetente ya que no se trata de un funcionario federal y regresó el caso a Jalisco el día 4 de octubre.

Fernando Yunes, presidente de la Comisión de Justicia del Senado, le exigió la renuncia al Magistrado y dijo que, de no presentarla, se iniciaría un juicio político en su contra para así removerlo del cargo:

“Es muy importante que el Consejo de la Judicatura de Jalisco actúe de inmediato frente a las pruebas, claras y contundentes”, aseguró.

De igual manera, el coordinador del PRI, Emilio Gambia, pidió aplicar la ley contra Vega Pámanes, además de otras figuras como el coordinador del PRD en la Cámara alta, Miguel Barbosa, y el coordinador de los diputados del partido Movimiento Ciudadano.

Los cargos en su contra, según el priísta Ricardo Ramírez, serían tráfico de influencias, ejercicio indebido de la función pública y evasión de detenidos (Vía: Reforma).

Vega se defiende argumentando que: “un servidor rechaza y niega categóricamente haber gestionado algún beneficio para estas personas, solamente lo constitucional, es decir, que fueran presentados ante la autoridad de forma inmediata”. 

La llamada fue realizada el 29 de julio, cuando policías de Guadalajara detuvieron a Manuel y Emanuel -padre e hijo- frente a un banco. Vega Pámanes llamó para pedir la liberación de estos hombres porque el patrón de ellos así lo había solicitado (Vía: Informador).

Cabe mencionar que exigir la liberación de detenidos no es una de las funciones del Magistrado y que lo que hizo, efectivamente estaba fuera de su jurisdicción.

Publicidad